Las dos muertes se produjeron en horario nocturno, en el tramo de la carretera que se comunica con el acceso al barrio Don Pablo, en el este de la localidad. Esto provocó gran inquietud en los vecinos y motivó que el gobierno municipal iniciara gestiones para corregir los eventuales defectos de ese segmento de camino.

El domingo por la noche, una moto con dos tripulantes que circulaba de este a oeste, se subió sobre el separador de carriles y chocó contra un cartel. El conductor, de 52 años, perdió la vida y la mujer que lo acompañaba se recupera favorablemente de las heridas recibidas.

En los últimos minutos del martes se produjo un hecho similar, pero en el sentido de circulación oeste – este. Allí una persona de 54 años falleció en el acto.

En la zona se construye un puente y un nudo vial que conectará la circunvalación a la ciudad con al Ruta 19. Además, se ensanchó la calzada y se hizo un separador de carriles para permitir el giro a la izquierda y el ingreso a un emprendimiento inmobiliario cercano.

“No tenemos conocimiento ni control de toda esa obra. Se debe tomar alguna medida urgente”, dijo hoy la asesora letrada de la Municipalidad de Arroyito, Juliana Mendoza.

En declaraciones a FM Top 99.9, Mendoza indicó que se iniciaron contactos con autoridades de Vialidad Nacional para solucionar las causas de los accidentes que provocaron dos muertes en 48 horas.

“Más allá de que se trate de una Ruta Nacional, los hechos nos autorizan, sin la necesidad de documentación de por medio, a tomar algún tipo de medida”, advirtió la funcionaria.

Según Mendoza, el islote de separación de manos no fue solicitado por el municipio y se trataría de una solicitud que habría recibido Vialidad Nacional de los habitantes de un barrio que se está poblando sobre el margen sur de la carretera.

El separador se alza en el centro de la calzada y está señalizado. Pero, de noche la zona cuenta con escasa iluminación, y la velocidad del tránsito en una larga recta podría ser un impedimento para advertirlo a la distancia.