Se realizó una conferencia de prensa en la sede del partido Radical en Formosa en la que se realizó la exposición de material relacionado con presuntos seguimientos realizados por parte “de la Policía de la provincia” a dirigentes opositores y periodistas, entre otros.

 

Entre los principales oradores se encontró también el ex Intendente de la Capital, Gabriel Hernández, que dio detalles de mensajes de correo electrónico al que accedió y en los que se detallaba cómo elementos de “D2” describían todo tipo de actividades desarrolladas por dirigentes como Félix Díaz y periodistas de Radio Uno, por citar algunos ejemplos.

 

“Actividades ilícitas, espionaje a opositores”, son algunos de las expresiones liberadas por Hernández que explicó cómo se interceptaban mensajes de correo electrónico y seguimientos a opositores. Describió uno de los seguimientos realizados por los policías: “Actividades del Partido Obrero, se informa que desde las 18 horas en cierta locación, seis personas del PO encabezados por Fabián Servín, instalaron una mesa de trabajo con leyendas sobre salario básico, repartieron folletos y hablaron del caso Nisman. Informar sobre esto es claramente ilegal, el PO no estaba violando ninguna ley, no cometía delito y por eso no puede informarse sobre su actividad”, dijo,

“En el movimiento Aeropuerto. En el avión de Aerolíneas, llegó el Couch de Ideas del Sur, Gustavo Bertuol y fue un periodista, Fernando Galarza a recibir a una persona. Queda registrado también este periodista”, expresó.

 

Indicó que varios de los mensajes estaban dirigidos a un usuario que podría identificarse como Gildo Insfrán que respondí a cada “informe” con un simple “OK”. Cada una de las redacción contenían detalles específicos de qué era lo que realizaban los “espiados” y la cobertura de la situación política interna de la provincia encarada de manera ilegal, según comentó el abogado.

 

Aseguró y detalló que “hacen relatos conspirativos de las reuniones. Esta información va dirigida a la casilla de correo de un alto oficial de la policía, el a su vez, seleccionaba algunos de ellos y los enviaba a un señor que está identificado como Gildo Insfrán, que nos sabemos si se trata del Gobernador pero al único que se reporta el jefe policial, es a él”, remarcó.