La tarea recae en el comisario inspector Jorge Ramón Morales, quien asumió ayer sus funciones durante un acto realizado en la Unidad Regional Uno, de San Luis del Palmar, de la que depende la comisaría itateña. Del evento participó, además, el jefe de Policía Eduardo Acosta.

 

Según consultó época, el supervisor de la seccional será Marcos González. Vale recordar que como publicó este medio, cuando ocurrieron los allanamientos y arrestos en Itatí, la comisaría había quedado bajo su supervisión. Es así que, desde ahora, la dependencia quedará en manos de Morales, aunque seguirá supervisado por González.

 

En tanto el ex comisario de la localidad Diego Ocampo Alvarenga continúa preso en Buenos Aires, más precisamente en el penal de Marcos Paz, donde fueron llevados los detenidos durante el operativo antinarco “Sapucay”, que además de los arrestos logró el secuestro de un cargamento de marihuana encontrado en la comisaría de Itatí. El pesaje determinó que el cannabis sativa hallado en la dependencia pesó un total de 12 kilos.

 

Tal como fue publicado por época el 19 de marzo, no es la primera vez que una seccional dirigida por Ocampo Alvarenga es centro de polémica por estupefacientes. En 2008 estaba al frente de la Policía Rural de San Luis del Palmar, año en que uno de los efectivos que tenía a cargo fue detenido en la ruta por trasladar casi 60 kilos de marihuana en un patrullero de la Fuerza, lo que obviamente generó un gran escándalo.