El procedimiento se llevó a cabo en la ciudad de Clorinda, específicamente en viviendas del barrio ACA, de las cuales en una se encontró el grueso de los “panes” y en otra se secuestraron estupefacientes fraccionados para el consumo. Lo que arrojó una cantidad aproximada de dieciocho kilos de droga.
Luego de los allanamientos se procedió a la aprensión de un mayor, quien tendría 35 años y está indicado como el presunto distribuidor.

En el lugar estuvieron presentes el Juez de turno y su secretaria quienes guiaron las diligencias procesales. Participaron los efectivos de Subcomisaria 1 de Mayo, Delegación Drogas Peligrosas Clorinda, Delegación de Informaciones y el Comando Radioeléctrico.