Una joven y un adolescente fallecieron, y al menos cuatro personas resultaron heridas en un tremendo accidente que ocurrió anoche, minutos antes de las 21, en avenida Juan B. Justo al 2.300. Allí colisionaron dos automóviles -Un taxi Ford Focus con licencia de Tafí Viejo y un Fiat Súper Europa- con una motocicleta Yamaha Crypton.

Aunque por el momento se desconoce cuál fue el motivo de la colisión, se pudo saber que la peor parte se la llevaron el Fiat, que terminó subido a la platabanda, y la moto, que derrapó varios metros antes de detenerse.

Los testigos de inmediato llamaron a las ambulancias, que salieron de allí con dos pacientes graves: Facundo Emanuel González, de 13 años, y Britani Paz García, de 24. Según los primeros informes policiales, el menor de edad conducía el Fiat, mientras que la muchacha viajaba como acompañante en la motocicleta.

González llegó en un estado gravísimo al Hospital de Niños. Los profesionales de emergencias intentaron mantenerlo con vida y luego practicaron maniobras de reanimación, pero nada pudieron hacer para evitar su muerte. García fue trasladada al hospital Padilla, con varias lesiones. La más preocupante, un golpe en la cabeza, que habría sido la causa de su muerte, que se registró minutos antes de las 23.

Según los primeros informes de fuentes policiales, González viajaba en el Fiat con Gabriel Walter Ávila, un muchacho de 19 años que fue llevado al Padilla con numerosos golpes, incluso en la cabeza. Sin embargo, según las primeras informaciones, estaría fuera de peligro.

En cuanto al conductor de la moto, Leonardo Ismael Cuadra, fue llevado al Centro de Salud, con una fractura en su pierna derecha y un grave golpe en la cabeza. Según los especialistas, su estado es reservado.

Los tres pasajeros del Focus esperaron un segundo turno para ser trasladados al Centro de Salud, porque eran los que menos habían sufrido el impacto.

Marcelo Alberto Coria, de 51 años habría sido quien manejaba, mientras que a su lado estaba su esposa Raquel Amanda Bustos de 53, y en el asiento de atrás estaba Vanina Noelia Coria, de 26 años e hija de ambos. Si bien todos fueron diagnosticados con politraumatismos, se encuentran fuera de peligro.

El siniestro en la zona norte de la ciudad fue de tal magnitud que obligó a destinar a decenas de efectivos del 911 y de la comisaría V° para las primeras actuaciones, mientras que luego llegó al lugar Criminalística, Laboratorio y personal de la fiscalía de turno. Todo esto ocurrió ante la mirada de cientos de curiosos.