Arnaldo Ahumada, el abogado del menor de 16 años que habría conducido el auto que atropelló a Paula Argañaraz , explicó que el muchacho no tenía carnet de conducir, algo que se suponía, porque no tiene la edad necesaria para tenerlo aún. Sin embargo, según pudo saber LA GACETA, desde su entorno reconocieron por lo bajo que el joven llevaría al menos dos años manejando el vehículo.

Esto podría llegar a generarle varios dolores de cabeza a sus padres, que irían desde no recibir el dinero del seguro por el accidente hasta alguna eventual acusación en el fuero Civil. Para esto, se deberá comprobar que le prestaban el vehículo con asiduidad.

Además, el menor de edad fue catalogado como conflictivo por vecinos y conocidos que hablaron con LA GACETA. Según contaron, el joven hace poco tiempo fue expulsado del colegio privado al que asistía por problemas de conducta.

El menor admitió que arrolló a Paula Argañaraz y el fiscal pidió que lo alojen en el instituto Roca
 

La madre del joven, María Berta Poliche, fue notificada ayer de su liberación, luego de que su hijo admitiera que él había atropellado a la estudiante Argañaraz en la avenida Aconquija. La acusación, entonces, recayó sobre el adolescente.

El fiscal Diego López Ávila solicitó al Juzgado de Menores de turno que dispusiera alojarlo en el Instituto Roca, pero esta decisión recién se tomará hoy, luego del análisis de la causa.

Un menor era el conductor del auto que arrolló a Paula Argañaraz: ¿qué pasará ahora?
 

“El padre de Paula dejó todo en mis manos para poder tener la cabeza puesta en su hija”

Ayer asumió como querellante el abogado Facundo Maggio, quien señaló a LA GACETA: “tengo expresas instrucciones de la familia de colaborar intensamente con la instrucción y para llegar a esclarecer qué sucedió desde el principio de esa noche hasta el día de hoy; que se juzgue a los responsables como corresponde; y que se evite cualquier entorpecimiento de la investigación que se intente, aunque aclaro que confío plenamente en el fiscal de la causa. El padre de Paula Argañaraz dejó todo en mis manos para poder tener la cabeza puesta en su hija”.

 

EN ESTA NOTA