Señaló que la zona rural sigue muy complicada y hay familias aisladas, por el pésimo estado de los caminos, además de la gran cantidad de animales muertos. Expuso que los pequeños productores quedaron seriamente diezmados por las inundaciones y habrá que “reconstruir prácticamente el campo” en la localidad.