El titular de la Unidad Municipal Nº 2 de la ciudad de Paraná, Hernán Rivero, quedó detenido ayer a disposición del juez federal Leandro Ríos junto a otras cuatro personas.
 
La acusación que pesa sobre Rivero es grave, ya que se sostiene que utilizaba los camiones municipales que no tienen GPS para transportar droga de un sector de la capital entrerriana a otro.
 
 
 

LEER MÁS --> Cuatro detenidos cuando trasbordaban drogas de una avioneta a una camioneta, cerca de Villa Urquiza 

 
 
 
UNO pudo conocer que Rivero no es empleado de carrera. Es más, entró a la Municipalidad como contratado en la gestión de la exintendenta Blanca Osuna y pasó a ocupar un cargo de director en la actual gestión de Sergio Varisco.
 
 
En la causa ya son 21 los detenidos, más una curandera de 74 años que se encuentra con arresto domiciliario. Todos estaban bajo las ordenes de Daniel Tavi Celis, quien desde la Unidad Penal de Paraná habría manejado toda la banda narco que operada desde el oeste de la capital entrerriana. 
 
 
 
 
***
Allanamientos 
 
 
Ayer la Policía Federal avanzó con nuevos procedimientos que llevaron al secuestro de celulares, anotaciones y otros elementos de prueba en las requisas efectuadas en propiedades ubicadas en el barrio Paraná XVI, Paraná III, Antártida Argentina y en San Agustín. Además, el juez federal Leandro Ríos dispuso las detenciones de cinco sospechosos más, quienes están acusados de integrar esta organización delictiva. Las órdenes se ejecutaron ayer a la mañana con el traslado de los cinco detenidos, quienes ya fueron derivados a los penales de la capital entrerriana.
 
 
Los nuevos operativos son el resultado del trabajo que viene realizando la Justicia Federal en el marco de la causa que comenzó con el secuestro de la avioneta cargada de marihuana en Colonia Avellaneda. A los 16 arrestados se les sumaron cinco más, entre ellos hombres directamente vinculados a Celis y que aparecen en las escuchas policiales.
 
 
 

LEER MÁS --> Hay 15 detenidos y un prófugo de la banda narco del Tavi Celis 

 
 
 
Según se supo, los detenidos son: Hernán Rivero, allegado al club Sportivo Urquiza y trabajador jerarquizado de la Unidad Municipal II (de la que habría tenido el control Celis); Miqueas Córdoba, considerado la mano derecha de Miguel Ángel Celis (más conocido como Titi) quien cumplía con su rol en la localidad de San Benito; María Laura Zurita habría guardado droga en su casa del barrio Antártida Argentina; Jonatan Romero (acusado de tener un depósito para la marihuana en la zona oeste de Paraná), y Renzo Bertana (ligado familiarmente a Tavi Celis).
 
 
Rivero fue protagonista hace poco tiempo de un hecho de violencia durante un partido de fútbol por el Torneo Federal C. En esa oportunidad y estando en el campo de juego como fotógrafo golpeó al técnico de Atlético Neuquén.
 
 
 
 
***
Los GPS
 
 
 
Tal como informó UNO la semana pasada, en el expediente había escuchas telefónicas entre Celis y una persona que sabía del movimiento de los camiones de la Unidad Municipal II, incluso le consultaban cómo utilizar una de las unidades para transportar los "muebles" (así identificaban a la droga).
 
 
El diálogo era tan preciso que incluso Celis le reclamaba a Rivero que los camiones seleccionados no tuvieran GPS, para de ese modo llegar hasta otras zonas que no correspondían a la Unidad Municipal II y San Benito. Recordemos que en la causa están presos desde el inicio de la investigación el empleado municipal de carrera Miguel Carmelo Leguizamón, conocido como Cebolla y un allegado, Cristian Javier El Flaco Silva.
 
 
 

--> LEER MÁS SOBRE LA NARCOTRÁFICO EN ENTRE RÍOS <--- 

 
 
 
Los cinco detenidos fueron derivados, cuatro al penal de hombres de la UP Nº 1, y la mujer fue detenida en la UP Nº 6, la cárcel femenina de esta capital.
 
 
Hoy serán trasladados hasta el Juzgado Federal donde serán imputados y luego indagados en la causa.
 
 
Se hizo saber a UNO que los detenidos figuran en el expediente judicial que se tramita en esta causa, y sobre todo en las 1.400 escuchas telefónicas que existen en la investigación judicial. En tanto, se aguarda para la semana entrante que se citen a declarar como testigos a más personalidades del mundo político de la ciudad que aparecen en las escuchas telefónicas.