Desbordan los pedidos de cobertura por parte de la prensa de todo el mundo. Habrá móviles satelitales y drones para transmitir en vivo.

El cupo de 150 periodistas que lo organizadores previeron para la cobertura del casamiento de Lionel Messi y Antonella Roccuzzo quedó ampliamente desbordado. Según algunas versiones, se duplicaron los pedidos desde diversos puntos del país y del mundo. Los equipos de prensa ya están diseñando coberturas especiales con camiones de exteriores, transmisión satelital, móviles en diversos puntos de Rosario y hasta drones. Frente a este panorama, hoy, a las 10, en la Fundación Messi habrá una reunión de la que participarán autoridades provinciales, municipales, policiales, integrantes de la fundación y allegados a las familias. Mañana, está previsto que desembarque Jorge, el padre de Leo a la ciudad.

El límite hasta ayer fijado en 150 periodistas autorizados a cubrir el casamiento de Lionel y Antonella en una sala anexa al salón principal de City Center Rosario, quedó chico hace rato.

El plazo expiró el 12 de junio pasado a la medianoche. Los acreditados deben retirar su autorización en Rosario o Barcelona, tras recibir el okey de la organizadora que montó este dispositivo desde Cataluña.

Mucha demanda

Sin embargo, los pedidos y consultas que llegan a la ciudad, reflejan una demanda de los medios nacionales e internacionales que preocupa a las autoridades. Las solicitudes duplican lo permitido hasta el momento y ponen sobre la mesa una problemática a resolver. ¿Se podrá garantizar una fiesta privada, de carácter reservado con estrellas de fútbol y famosos con un discreto y mínimo operativo?.

La preocupación ronda las cabezas de los funcionarios. A las 10, en la Fundación Messi se preparó una reunión organizativa. A este cónclave está previsto que acudan organizadores de la boda, allegados a las familias de los contrayentes, la Intendencia, la cúpula policial de la Unidad Regional II y agentes del Ministerio de Seguridad en representación del ministro Maximiliano Pullaro quien hoy está en Ceres.

“Entre los puntos a definir figuran los corredores de custodia de los protagonistas, invitados y todo lo relacionado al encuentro”, dijo una fuente provincial de manera escueta.

La expectativa se acrecienta. Varios canales nacionales de noticias quieren traer a Rosario todo un “arsenal” para darle cobertura a la boda del año. Equipos con mochilas de transmisión en vivo, móviles satelitales y hasta drones.

Sobre los dispositivos que sobrevuelan diferentes superficies, ya se encendió el alerta en el aeropuerto local y en el municipio. Cada uno de ellos debería contar con la autorización de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) para poder tomar vuelo.

Por el mundo

Mientras tanto, arrecian las consultas: Japón, Rumania, Bélgica, medios de la región y porteños. Algunos hasta solicitaron saber si habrá parámetros de transmisión de la ceremonia y una parte de la llegada de los novios e invitados a los fines de reproducirla en vivo.

Incluso, los productores y gerentes de los canales están preparando emisiones en tiempo real desde las páginas web y guardias periodísticas en unos cinco puntos donde se puede desarrollar la previa del evento.

Las señales locales también ya hacen sus primeros borradores de cobertura con la idea de dar prioridad al casamiento durante los noticieros.

Hasta ayer, el Aeropuerto Internacional Islas Malvinas no tenía solicitado ningún turno de aterrizaje de avionetas o aviones privados ante la Oficina de Asignación de Posiciones, donde se tramita la autorización para pisar suelo rosarino. De concretarse, la estación aérea local cuenta con tres posiciones para maniobrar, realizar el descenso de pasajeros y luego analizar si la nave pernocta aquí o sigue su plan de vuelo.

En cuanto a la ceremonia de enlace, ayer una altísima fuente del Registro Civil de Rosario deslizó que habrá un juez que los case. “¿Dónde?”, preguntó La Capital. “Di mi palabra de que no abría la boca”, sostuvo el funcionario provincial. El hermetismo y el misterio son moneda corriente en la previa de la boda.

Un retrato en una plaza de Barcelona

Con una manga de la camiseta del Barcelona y la otra de la selección Argentina. Lionel Messi quedó inmortalizado en un graffiti en una plaza de la ciudad catalana. Adriá Bosch, artista y graffitero más conocido como Axe Colours, fue el encargado de retratar a un Messi barbado y con una camiseta mixta: una mitad del Barsa y otra de Argentina.

Vía notife | Ver post original