Una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitó a Milagro Sala para conocer sus condiciones de detención en la cárcel de mujeres del barrio jujeño de Alto Comedero y antes se reunió con el gobernador de la provincia, Gerardo Morales

 

La comitiva está conformada por el presidente de la CIDH, Francisco Eguiguren, junto con la comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño y el abogado Jorge Meza, coordinador de medidas cautelares de la Comisión. Fuentes oficiales informaron ayer que la delegación tiene previsto entrevistarse con Sala en la unidad penal donde está alojada a las 14:30 y salir de allí a las 17.30, cuando hablará con la prensa, y desde allí trasladarse al aeropuerto.

La jefa de la Tupac Amaru está presa desde enero de 2016 por distintas causas en su contra, entre ellas acusaciones por extorsión, asociación ilícita y fraude a la administración pública. La prisión preventiva de la dirigente social kirchnerista es objetada por la ONU, la OEA y organismos de derechos humanos, que consideran a Sala una "presa política" y sostienen que su detención es "arbitraria".

La CIDH tiene pendiente de resolución dos medidas cautelares presentadas por organismos de derechos humanos: una que reclama la libertad de Sala por considerarla una "presa política" y otra sobre denuncias por sus condiciones de detención en Jujuy.