olkswagen presentó este viernes en Berlín la sexta generación del Polo, modelo compacto, ahora más deportivo que su antecesor y con más espacio para todos los ocupantes.

Por otra parte, incorpora sistemas de asistencia al conductor que anteriormente estaban reservados para los modelos Golf y Passat. Dentro del equipamiento de serie se destacan las luces diurnas de tipo led con funciones de alumbrado Coming Home y Leaving Home, un limitador de velocidad y el sistema de monitorización de área Front Assist con Freno de Emergencia en Ciudad y Monitorización de Peatones.

Asimismo, el Polo es el primer vehículo de la marca y el primer modelo del Grupo que incluye la nueva generación del Digital Cockpit. Al mismo tiempo, se beneficia de avanzados sistemas de infoentretenimiento, con pantallas de entre 6,5 y 8,0 pulgadas.

En muchos mercados de Europa, el nuevo Polo será lanzado antes de fines de 2017. Las distintas opciones de motorización irán de los 65 CV a los 115 caballos. Por primera vez, estará disponible con un motor de gas natural, el nuevamente desarrollado 1.0 TGI de 90 CV. Además, el vehículo podrá equiparse con cuatro motores nafteros y dos Diesel, todos con sistema Start-Stop y modo de recuperación de la energía de frenado. En Alemania, la versión de entrada de gama Edition tendrá un precio de 12.975 euros. Más adelante saldrán a la venta las versiones Beats y GTI, esta última de 200 CV..

Según informa el sitio revistaautoesporte.globo.com de Brasil, el modelo que se fabricará en São Bernardo do Campo (San Pablo) se comercializado en ese país a partir del segundo semestre de este año, luego del Salón de Frankfurt que se realizará en septiembre.

La publicación estima que este modelo posicionado entre el Fox y el Golf será equipado con opciones ya ofrecidas en su línea de vehículos. En ese sentido, apuesta a que contará con el impulsor 1.0 turbo de 125 CV del Golf, además del 1.6 de 120 CV para las versiones de entrada de gama.