El empresario Jorge “Corcho” Rodríguez aseguró que no fue “emisario” ante Odebrecht del ex ministro de Planificación Federal kirchnerista Julio De Vido, ni pidió coimas, como declararon ejecutivos de la empresa que están presos en Brasil.

Rodríguez afirmó que “nunca fue emisario de ningún ministro. Ni de De Vido, ni de nadie” y reconoció que solamente “trabajaba para la compañía”, en un reportaje que publicó hoy el diario La Nación.

“Hasta por una cuestión de tiempos no es posible” lo que dicen los brasileños, señaló Rodríguez y estimó que quienes lo delataron “me usan para tapar otros temas y otras personas, que sí estuvieron metidos!”.

En su defensa, el empresario denunció que con él “quieren armar un circo, metiéndola hasta a Susana Giménez, su ex pareja, y preguntado a quién estarían encubriendo respondió que “no importa. Incluso hoy sigo representando a personas importantes y teniendo reuniones con el actual gobierno”.

Rodríguez negó enérgicamente haber actuado en nombre de De Vido para pedir coimas y aseguró no conocer a los “arrepentidos” brasileños Hilberto Mascarenhas y Marcio Faria.

Explicó que “los proyectos por gasoductos, el soterramiento del Sarmiento y el de lam planta (AySA) ya los tenía Odebrecht cuando yo empecé a trabajar para la empresa” que fue “en 2010 0 2011, por ahí”, calculó.

Y, para aventar sospechas, Rodríguez dijo que “si yo hubiera sido un 'enviado' del Ministerio (de Planificación), no hubiera estado todos los días acompañando a ejecutivos de la empresa en reuniones con bancos como UBS o Goldman Sachs, o en reuniones de Odebrecht con otras empresas privadas, ¿no?”

El empresario, que hace años fue motivo también de controversia por el uso de la línea telefónica 0600 en los concursos del programa de Susana Giménez, conjeturó que “me usan para tapar otros temas y otras personas, que estuvieron metidos en el escándalo de las coimas”.

Rodríguez contó que la relación con Odebrecht comenzó cuando “él quería construir el (estadio) Arenas” y recordó que “los bancos a los que me contacté por financiamiento me dieron un listado de constructuras, de las que sólo Odebrecht estaba en la Argentina”.

Luego, aseguró que al cabo del tiempo “la relación se fue apagando” con la empresa brasileña pero aseguró que “seguimos bien. Mi último mail para ellos (ejecutivos de Odebrecht en la Argentina) fue el año pasado, también por el ‘Arena'”.

Por último, en la entrevista se le pregunta a Rodríguez cuándo cobró su último cheque de la empresa, pero no responde nada concreto sólo indica que “no” cobró honorarios de Odebrecht a través de una cuenta bancaria en el exterior. “Eso no existe!”, afirmó.

Rodríguez confesó que cree que lo “quieren meter por la ventana en todo esto, cuando yo fui el único que, por ejemplo levantó la mano y salió a hablar cuando dijeron que yo era 'el valijero de (José) López”.

Fuente: DyN

Vía nexofin | Ver post original