El presidente de la Sociedad Rural de Formosa, Roberto Consolani, aseguró que no existe ninguna novedad sobre la ayuda que deben recibir los productores incluidos en la emergencia agropecuaria homologada por el Gobierno nacional, ante las torrenciales lluvias y la crecida de ríos registradas entre marzo y mayo de este año. 
 
“No sabemos nada sobre cuándo podría llegar la ayuda para el sector agropecuario. Hasta ahora el productor sigue esperando. Lo que sí tuvimos son algunas medidas impositivas en el orden local como prórroga de vencimientos por parte de la Dirección General de Rentas y asistencias específicas recibidas por algunos productores. Pero desde los organismos del campo a nivel nacional todavía estamos esperando la asistencia”, comentó Consolani a La Mañana.  
 
Lamentó que las señales desde Nación sean pocas cuando se trabajó mucho con las entidades a través de distintas reuniones nacionales y provinciales. “Pero todo eso quedó un poco en el olvido a través del mejoramiento del tiempo. Claro está que no debería pasar esto y ojalá que el año próximo no volvamos a tener un panorama similar al de este 2017. Cada año se repiten los mismos problemas: ante la emergencia salimos todos con los tapones de punta, después pasa todo y la ayuda que llega es muy poca. La realidad marca que la asistencia ha sido escasa en cuanto a lo previsto a nivel nacional”, remarcó. 
 
Recuperación  
 
Consolani sostuvo que el sector productivo provincial comenzó una lenta recuperación ante las condiciones climáticas más favorables, sin precipitaciones durante julio, aunque reconoció que aún existen sectores complicados, con campos que siguen bajo agua.
 
Resaltó que se inició el proceso de recuperación de caminos, valoró la puesta en marcha de los remates ganaderos en toda la provincia porque los productores pueden vender sus animales y seguir con la actividad agropecuaria, frenada por la emergencia hídrica.
 
“Estamos mejor que dos meses atrás, tiempo en que el sector estaba completamente paralizado. De acuerdo a los productores, estamos mejor. Hay que aclarar que todavía existen campos con agua y en esos casos la situación es desesperante”, indicó.