El presidente Mauricio Macri presenció hoy la carrera por los 80 años del Turismo Carretera en el Autódromo Juan y Oscar Galvez, y señaló que "es un honor" poder "compartir la pasión por el automovilismo".

PUBLICIDAD

"Es un honor venir a compartir esta pasión que es parecida al fútbol ya que es una pasión que pasa de generación en generación y que ha crecido mucho", dijo el mandatario en medio de la singular competencia de 1.000 kilómetros en Buenos de Aires.

Macri formó parte de la celebración, en el marco de la campaña electoral hacia las elecciones del próximo domingo, que lo tiene como uno de los protagonistas de la alianza gobernante Cambiemos a pesar de que no es candidato. 

En declaraciones formuladas a la TV Pública Macri manifestó además: "Me dijeron que venga porque no iba a poder creer lo que se genera en el autódromo y es algo mágico. Para ver la carrera hubo gente acampando desde ayer".

 



"Estoy feliz de acompañarlo a (Osvaldo) "Cocho" López con quien tenemos una larga amistad", expresó y contó que el automovilismo estuvo siempre ligado a su vida ya que los padres de las dos mujeres con las que se casó eran corredores.

Luego dijo que es "un poquito más hincha de Chevrolet" que de Ford, tras lo cual expresó: "Probé correr, pero di tres vueltas y era un desastre. Uno cree que porque va rápido por la Panamericana puede conducir y acá no pude ni doblar en una curva".

 



La carrera constó de 178 vueltas a un circuito que tiene 5.651 metros de extensión, lo que equivale a un recorrido de 1.000 kilómetros o cinco carreras normales en el autódromo porteño.

A fines de julio pasado, el presidente recibió en la Casa Rosada al titular de la Asociación Corredores de Turismo de Carretera (ACTC), Hugo Mazzacane, quien lo invitó formalmente al evento.