El periodista del Diario “El Libertador” de Corrientes, Luis Alarcón, dialogó con Sudamericana y contó el cuadro con el que se encontró en la madrigada de ayer al llegar a su casa en el Barrio Villa Raquel. Relató que antes de llegar, una vecina le avisó que el acceso al garaje estaba abierto, con lo cual ya se imaginó el hecho.

El periodista aconsejó “reforzar la seguridad” en las casas, atendiendo a que “uno a veces baja los brazos porque no se resigna a vivir en un estado de guerra, en cada casa como si fuera un bunker, con alarmas, con cámaras de video vigilancia, más rejas, como si fuéramos los presos y ellos andan por la calle”. Más allá de esto, reconoció que “lo que pasó fue un capítulo más de la inseguridad más que el resultado del delito”.

Expresó que “fue una desgracia con suerte porque no se llevaron grandes valores”, contando que lo único que faltaba era una Tablet y todo el domicilio estaba revuelto, con lo que presumen que los ladrones en realidad buscaban dinero en efectivo. Recordó que en la noche del sábado había salido a visitar a amigos en la Ciudad de Resistencia y al regreso se encontró con el cuadro desolador.

En cuanto a los delincuentes, supuso que “parece que no eran rateros y que buscaban dinero joyas y valor pero no encontraron nada, sencillamente porque no tengo”. “A uno lo deja indefenso, impotente y hace que ahora estemos pensando en qué sofisticado mecanismo podemos tener para vivir tranquilos”.

Alarcón relató que “tenía una alarma que lamentablemente no la venía activando porque generó un problema con los vecinos, porque alguien que trabajaba en casa se olvidó el código”. Agregó que arrancaron la caja de la alarma y cortaron la línea del teléfono, entendiendo que “son profesionales, fueron a un objetivo concreto, no son gente que necesite un televisor o ropa”.

“La heladera estaba intacta así que no tenían hambre y los libros no los tocaron, se ve que no les interesaba”, cerró.