Familiares de Gerardo García, el chofer de la empresa Aucor que falleció a causa de un pico de estrés, cargaron contra el ex delegado Marcelo Marín y lo acusaron de haber sido él quien instigó a García a no firmar la reincorporación y aceptar el despido.

PUBLICIDAD

“Mi hermano, de un momento para el otro, se vio sin nada, él nos ayudaba a todos. Falleció repentinamente por un problema de corazón”, dijo Victoria, hermana de Gerardo.

Y agregó: “Si lo veo a Marín le digo todo lo que pienso en la cara, y lo escupo. Mi hermano está en un cajón y Marín lo usó políticamente”.

Por su parte, Diego Salas, amigo de Gerardo, contó a Cadena 3 que el chofer había recibido el telegrama de reincorporación y, para proceder correctamente, le consultó a su delegado Marín, qué debía hacer: “Se dejó influir por Marín, él le alimentó las esperanzas que siempre iba a tener trabajo”.

Salas recordó que García ayudaba a todos, tenía su vida organizada y tres hijos: “Nunca faltó, trabajó por ocho años. Marín se tomó atribuciones y le arruinó la vida”.

 



La protesta que afectó al transporte urbano en la ciudad de Córdoba y que motivó los despidos de 182 trabajadores se registró del 5 al 13 de julio pasado.

Informe de Juan Pablo Viola.