uerte temporal de lluvia, viento y granizo afectó la Ciudad del Citrus. Las mayores consecuencias fueron provocadas por la caída de granizo, que en algunos sectores de la ciudad tuvo hasta tres y cuatro tandas, distribuidas entre las 21 del lunes y los primeros minutos del martes. Las piedras llegaron a un diámetro de aproximadamente 5 centímetros.
 
 
 
 
Pasada la medianoche, la mayor cantidad de familias que debían ser asistidas por la tormenta estaban focalizadas en los barrios Esperanza, Las Viñas y Fátima, aunque en rigor estaban llegando pedidos de distintos puntos de la ciudad.