El gobernador de la Provincia de Córdoba, Juan Schiaretti, prometió afeitarse los bigotes cuando los trabajos de los gadosuctos estén en marcha.

PUBLICIDAD

"He puesto mi bigote como elemento de festejo", señaló entre risas.

Aclaró, en este sentido: "Me voy a afeitar los bigotes. No será para siempre pero por un tiempo".

Schiaretti añadió que el trabajo de los gasoductos "es una obra que costó sangre y sudor".



Schiaretti recorrió este martes las instalaciones en procesos de ejecución de la planta reductora de gas de la localidad de General Cabrera. 

Destacó la potencialidad que le otorgará a toda la región la conexión con el sistema de Villa María y reiteró que la obra de los Gasoductos Troncales es la más importante emprendida por el Gobierno en toda la historia de la provincia de Córdoba.

Durante la recorrida con el intendente local Marcos Carasso, junto a funcionarios de Obras y Servicios Públicos y empresarios de General Cabrera, recordó que inicialmente no estaba incluida la localidad cuando se diseñó el denominado Gasoducto Manisero, “pero vinimos aquí y dispusimos incluirla, convencidos de que conectar los sistemas, el de Villa María y el Manisero, le iba a servir a varias localidades”.

El mandatario provincial insistió en las posibilidades que brinda el suministro de gas natural para emprendimientos industriales.

“Recién hablaba con integrantes de la familia Cavigliasso, grandes emprendedores y ellos me contaban de todos los proyectos que tienen y cómo los va a ayudar el gas”.

Puntualizó Schiaretti que “concretamente esto significa mayor posibilidad de puestos de trabajo, mejor calidad de vida. Me contaba el intendente que tenía dificultades para brindarle el servicio a unas 4 mil personas y ahora se acabó el problema. Y además, el gas se paga solo con lo que uno se ahorra”.

Aludiendo al beneficio que recibirán los vecinos, señaló que “estaba faltando gas en barrio Argentino, un sector popular, donde hicimos instalaciones y obras de mejoramiento pero no pudimos poner el gas porque no existía disponibilidad. Ahora se acabó también esa limitación y ya he pedido que hablemos con Ecogas para que ponga unos metros lineales para la conexión domiciliaria, de modo que sea posible aliviarle el pago a los frentistas”.

Respecto a las gestiones con la empresa distribuidora, adelantó también que el año próximo librará al uso unos 2 mil metros cúbicos.

Schiaretti reiteró las implicancias de haber emprendido un proyecto de la dimensión de los gasoductos troncales.

"Son 750 millones de dólares y la verdad es que tuvo muchas idas y vueltas”, recordó el Gobernador al referirse a las dificultades que inicialmente surgieron con los fondos necesarios para realizar los trabajos.

“Nosotros habíamos conseguido financiamiento de los bancos chinos y después nos pedían condiciones leoninas Para pagarlo teníamos que empeñar hasta nuestros tataranietos. Y yo no iba a aceptar eso. Por eso rescindimos el contrato con los chinos, llamamos a licitación, salimos, tomamos créditos baratos y ya tenemos toda la plata para terminar los gasoductos. Dios mediante en junio de 2019 van a estar todos terminados", señaló.

Previamente, Schiaretti inspeccionó las obras de refuerzo de gas Malena-Río Cuarto y que posibilitarán añadir al servicio a 20 mil usuarios.

Informe de Víctor Rapetti.