En este contexto, en la jornada de ayer la madre del niño utilizó su cuenta de Facebook para hacer un descargo sobre la situación. Negó rotundamente haber lastimado a su pequeño y pidió que recen por su salud.

 

En un posteo público - al que puede acceder cualquier persona con una cuenta en la red social- Rocío R. (23) indicó que “pueden opinar lo que quieran por el caso de mi bebé, pero algo les puedo decir: jamás sería capaz de lastimar a mi hijo. Sé que todos hablan algo diferente del caso que estoy pasando, pero nadie sabe lo qué pasó”.

 

La joven madre admitió que en este momento  no le interesa que se pongan en duda los cuidados de su pequeño por parte de ella y su pareja. “Sigan haciendo sus comentarios son libres de escribir lo que quieran”, instó.

 

Agregó además que “les digo algo, en vez de juzgar pueden orar para que mi bebé mejore, sé que no soy nadie para pedir nada, pero ya que tanto pueden apuntar recen para que él salga de esto , de todas formas tengo gente que me conoce.  Personas que me apoyan, que saben que tanto yo como mi marido no vamos a lastimar nuestros propio hijo, el es fruto de nuestro amor.