Una fiesta clandestina en la que había unos 200 menores fue clausurada esta madrugada en barrio Quintas de Argüello de la ciudad de Córdoba.

El evento, no autorizado, se llevaba a cabo en el club Banco y allí se vendían bebidas alcohólicas a varios de los concurrentes.

Lo indicó a Cadena 3 el secretario de Control municipal de Córdoba, José Olmos.

 



"Bajaban cartones de vino", dijo el funcionario, en relación a parte de las bebidas secuestradas.

"Eran los adolescentes los que llevaban el alcohol", indicó.

Y agregó: "Eran menores de 16, 17, y 18 que fueron a esta fiesta aún teniendo clases hoy. La modalidad es pasar de largo". 

"Estas son las tradicionales fiestas de despedida de quinto y sexto año", concluyó. 

Informe de Juan Pablo Viola.