Por 3ra. vez en 1 semana, Donald Trump amenazó a Corea del Norte con un ataque, elevando la tensión con el régimen de Kim Jong-un. A la teatralidad de la dictadura norcoreana, previsible, le responde un Presidente estadounidense en un lenguaje parecido y eso ha llevado a la comunidad internacional a preocuparse intensamente. Entre bastidores, un llamado 'canal secreto' de comunicación entre ambos países permanece abierto desde hace meses, gracias a Corea del Sur. Hay un trasfondo: Pyongyang acaba de recibir duras sanciones económicas de la ONU por su carrera en armamento nuclear. Para ello, necesita provocar una necesidad de negociación.

Poco después de las 7:00 de la mañana, Trump agarró su cuenta de Twitter y disparó: "La solución militar está completamente preparada, asegurada y cargada, en el caso de que Corea del Norte actúe de manera insensata. ¡Espero que Kim Jong-un encuentre otro camino!".

El Gobierno norcoreano ha amenazado con un plan para lanzar misiles frente a las aguas de Guam, una isla estadounidense en el Pacífico donde el Pentágono posee una importante base militar.

Muy interesante: Corea del Norte no amenazó con disparar a Corea del Sur, y evidentemente el conflicto es con USA.

Enviar Alerta Síntesis: Enviar alerta como Síntesis      

Vía U24 | Ver post original