Daniel Peralta - dperalta@losandes.com.ar
  • Compartir
  •  

    6

  •  

    0

Comparando la Primaria Abierta Simultánea y Obligatoria (PASO) de 2015, en la que Alfredo Cornejo empezó a andar su camino a la Gobernación, con la del domingo, Cambiemos sacó un porcentaje menor que hace dos años. En aquella oportunidad Cornejo obtuvo el 44,64%,ayer los guarismos la coalición llegaron 41,07%.

Para consuelo del oficialismo, el entonces Frente para la Victoria (FpV) sacaba el 39,89% sumando los tres precandidatos que aspiraban a ser gobernador en 2015, mientras que anteayer apenas obtenía el 33,20% también acumulando lo obtenido por los tres precandidatos a diputados nacionales.

Es decir, los dos frentes principales perdieron votos de 2015 a 2017. ¿Adónde fueron esos votos? No hay una explicación científica, podría arriesgarse que fueron al Partido Intransigente (PI) y en menor medida al Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). En 2015 el PI era parte del FpV y no hay forma de saber cuánto obtuvo en aquella elección, el FIT obtenía el 7,09%, este domingo sacaron el 8,8%.

No todas son malas nuevas para el oficialismo después del análisis post PASO. Hace dos años Capital y Godoy Cruz iban en comicios desdoblados (por lo que no hay datos históricos de lo que sacó Cornejo en esas comunas), pero ese 19 de abril de 2015 Cambia Mendoza ganó sólo en Luján y perdía por un puñado de votos en Guaymallén y Las Heras; el último domingo, Cambiemos arrasó en los cinco departamentos del Gran Mendoza. 

Decir que Cambiemos le debe su victoria provincial a los resultados en esos cinco departamentos es un hecho incontrastable. Las victorias en Las Heras, Guaymallén, Capital, Godoy Cruz y Luján de Cuyo tuvieron la contundencia necesaria no sólo para darle a Cornejo un triunfo en la PASO, además de eso, le permitieron sumar votos clave para ganar dos distritos electorales, el Primero y el Tercero. 

Mendoza está dividida en cuatro distritos electorales, a esos distritos correponde la renovación de legisladores provinciales. Parece ocioso sacar ahora la cuenta de acerca de cuántos legisladores les correspondería colocar a cada fuerza política, porque esa cuenta se saca con los resultados de las generales de octubre. Pero sí representa un dato electoral de relevancia.

 


Primer distrito

El primer distrito está conformado por Capital, Las Heras, Guaymallén y Lavalle. De esos cuatro departamentos, el frente Somos Mendoza, que articuló el peronismo, sólo ganó Lavalle con el 48,78% de los votos contra el 29,23% de Cambiemos. 

En Capital, departamento conducido por el presidente de la UCR desde el ‘83, Cambiemos juntó el 54,18% contra 19,88%, casi 35 puntos de diferencia; en Guaymallén la coalición oficialista obtuvo 44,42% contra 25,48% (19 puntos de distancia); en Las Heras, Cambiemos obtuvo 38,37% contra 29,92% (poco menos de 9 puntos).

La diferencia es clave para que Cambiemos y Cornejo fortalezcan sus chances electorales de octubre y un buen punto de partida para consolidar la supremacía de la coalición de cara a 2019.

En 2015, Capital y Godoy Cruz mantuvieron el color político de su gestión, los radicales Rodolfo Suárez y Tadeo García Zalazar; en Las Heras y particularmente Guaymallén y Luján hubo cambio de color político.

Ayer, el guaymallino Marcelino Iglesias decía “en el caso de Guaymallén y creo que le cabe los mismo a Luján y a Las Heras, pero yo me voy a referir a mi departamento, la gente vio el desastre que era, no se pagaban ni los sueldos, la obra pública paralizada y anuncios sin concreción, y ahora ve cómo está trabajando el departamento. El municipio sigue con muchos problemas de infraestructura, pero al menos hay una clara señal de hacia dónde vamos".

En la PASO 2015, Cambia Mendoza había perdido con el FpV por 43,21% contra 42,60%. El domingo, la brecha fue tan alta que nadie recuerda una igual en los últimos años; el mismo intendente Iglesias recuerda que cuando ganó Juan Manuel García en 2003, lo hizo por dos puntos.


Tercer distrito

Esa región electoral está conformada por Godoy Cruz, Luján, Tunuyán, Tupungato y San Carlos.Cambiemos se impuso en los dos departamentos más poblados de esos cinco.

Godoy Cruz está en manos radicales desde 1999. Hoy el intendente es Tadeo García Zalazar, el delfín de Cornejo. El domingo Cambiemos hizo una elección contundente: 48,35% a 22,02%, algo más de 25 puntos de ventaja.

Luján es otra de las victorias contundendes, con 45,16% contra 25,93%, casi 20 puntos de diferencia.El intendente Omar de Marchi dice: “No recuerdo una brecha tan alta con el peronismo. El domingo la nuestra fue la mejor tercer elección de Cambiemos, después de Capital y Godoy Cruz y esos dos departamentos son gobernados por el radicalismo hace muchos años. Todo tiene que ver, pero hoy los vecinos de Luján no nos miden con la misma vara de hace un año y medio y, además, estamos rodeados de departamentos bien administrados como Godoy Cruz y Maipú”.

En la PASO 2015, Cambia Mendoza le había ganado al FpV 50,09% a 34,47%, pero candidato contra candidato, la diferencia entre De Marchi y Carlos López Puelles no había sido tan amplia, 10 puntos entre ambos.

 

 

El extraño caso de Las Heras 

En Las Heras la brecha fue la más chica en la categoría de diputados nacionales. Pero se da la paradoja que el voto al Congreso Nacional y a la Legislatura provincial es más fuerte que a concejales. En esta última categoría, los aspirantes al Concejo de Daniel Orozco apenas consiguieron una brecha del 4%: del 38,88% a 34,37%.

Un extraño resultado, sobre todo porque la diferencia en diputados nacionales casi llega a los 9 puntos. Desde Casa de Gobierno se dice que la interna del peronismo allí fue fuerte y se movilizó mucho, porque incluso habían tres listas departamentales. Esa es la explicación que arriesgan.

En la PASO 2015 el Frente Cambia Mendoza había ganado por unos pocos votos, 40,23% a 40,11%, pero individualmente Carlos Ciurca (el más votado del FpV) le ganaba a Orozco por seis puntos. Luego, en la general de octubre, Orozco terminó ganando por cuatro puntos.

 

Un fenómeno nacional

Cambiemos se impuso en nueve de las diez ciudades más grandes del país, entre ellas la Capital Federal, Córdoba. Mendoza y Bahía Blanca, en las que duplicó la cosecha de votos del kirchnerismo y el justicialismo.

La excepción fue Rosario, en la que las tres ofertas del Justicialismo sumaron 31,02 % contra 22,94 En las ciudades bonaerenses de La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca también Cambiemos quedó al frente entre las preferencias.

En la ciudad de Santa Fe, Cambiemos sumó con una única lista 94.497 votos, para un 33,44. En la ciudad de Corrientes, Cambiemos cosechó uno de cada dos votos. En la ciudad de Salta,  se impuso por el 32,54%.

Daniel Peralta - dperalta@losandes.com.ar
  • Compartir
  •  

    6

  •  

    0

Comparando la Primaria Abierta Simultánea y Obligatoria (PASO) de 2015, en la que Alfredo Cornejo empezó a andar su camino a la Gobernación, con la del domingo, Cambiemos sacó un porcentaje menor que hace dos años. En aquella oportunidad Cornejo obtuvo el 44,64%,ayer los guarismos la coalición llegaron 41,07%.

Para consuelo del oficialismo, el entonces Frente para la Victoria (FpV) sacaba el 39,89% sumando los tres precandidatos que aspiraban a ser gobernador en 2015, mientras que anteayer apenas obtenía el 33,20% también acumulando lo obtenido por los tres precandidatos a diputados nacionales.

Es decir, los dos frentes principales perdieron votos de 2015 a 2017. ¿Adónde fueron esos votos? No hay una explicación científica, podría arriesgarse que fueron al Partido Intransigente (PI) y en menor medida al Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). En 2015 el PI era parte del FpV y no hay forma de saber cuánto obtuvo en aquella elección, el FIT obtenía el 7,09%, este domingo sacaron el 8,8%.

No todas son malas nuevas para el oficialismo después del análisis post PASO. Hace dos años Capital y Godoy Cruz iban en comicios desdoblados (por lo que no hay datos históricos de lo que sacó Cornejo en esas comunas), pero ese 19 de abril de 2015 Cambia Mendoza ganó sólo en Luján y perdía por un puñado de votos en Guaymallén y Las Heras; el último domingo, Cambiemos arrasó en los cinco departamentos del Gran Mendoza. 

Decir que Cambiemos le debe su victoria provincial a los resultados en esos cinco departamentos es un hecho incontrastable. Las victorias en Las Heras, Guaymallén, Capital, Godoy Cruz y Luján de Cuyo tuvieron la contundencia necesaria no sólo para darle a Cornejo un triunfo en la PASO, además de eso, le permitieron sumar votos clave para ganar dos distritos electorales, el Primero y el Tercero. 

Mendoza está dividida en cuatro distritos electorales, a esos distritos correponde la renovación de legisladores provinciales. Parece ocioso sacar ahora la cuenta de acerca de cuántos legisladores les correspondería colocar a cada fuerza política, porque esa cuenta se saca con los resultados de las generales de octubre. Pero sí representa un dato electoral de relevancia.

 


Primer distrito

El primer distrito está conformado por Capital, Las Heras, Guaymallén y Lavalle. De esos cuatro departamentos, el frente Somos Mendoza, que articuló el peronismo, sólo ganó Lavalle con el 48,78% de los votos contra el 29,23% de Cambiemos. 

En Capital, departamento conducido por el presidente de la UCR desde el ‘83, Cambiemos juntó el 54,18% contra 19,88%, casi 35 puntos de diferencia; en Guaymallén la coalición oficialista obtuvo 44,42% contra 25,48% (19 puntos de distancia); en Las Heras, Cambiemos obtuvo 38,37% contra 29,92% (poco menos de 9 puntos).

La diferencia es clave para que Cambiemos y Cornejo fortalezcan sus chances electorales de octubre y un buen punto de partida para consolidar la supremacía de la coalición de cara a 2019.

En 2015, Capital y Godoy Cruz mantuvieron el color político de su gestión, los radicales Rodolfo Suárez y Tadeo García Zalazar; en Las Heras y particularmente Guaymallén y Luján hubo cambio de color político.

Ayer, el guaymallino Marcelino Iglesias decía “en el caso de Guaymallén y creo que le cabe los mismo a Luján y a Las Heras, pero yo me voy a referir a mi departamento, la gente vio el desastre que era, no se pagaban ni los sueldos, la obra pública paralizada y anuncios sin concreción, y ahora ve cómo está trabajando el departamento. El municipio sigue con muchos problemas de infraestructura, pero al menos hay una clara señal de hacia dónde vamos".

En la PASO 2015, Cambia Mendoza había perdido con el FpV por 43,21% contra 42,60%. El domingo, la brecha fue tan alta que nadie recuerda una igual en los últimos años; el mismo intendente Iglesias recuerda que cuando ganó Juan Manuel García en 2003, lo hizo por dos puntos.


Tercer distrito

Esa región electoral está conformada por Godoy Cruz, Luján, Tunuyán, Tupungato y San Carlos.Cambiemos se impuso en los dos departamentos más poblados de esos cinco.

Godoy Cruz está en manos radicales desde 1999. Hoy el intendente es Tadeo García Zalazar, el delfín de Cornejo. El domingo Cambiemos hizo una elección contundente: 48,35% a 22,02%, algo más de 25 puntos de ventaja.

Luján es otra de las victorias contundendes, con 45,16% contra 25,93%, casi 20 puntos de diferencia.El intendente Omar de Marchi dice: “No recuerdo una brecha tan alta con el peronismo. El domingo la nuestra fue la mejor tercer elección de Cambiemos, después de Capital y Godoy Cruz y esos dos departamentos son gobernados por el radicalismo hace muchos años. Todo tiene que ver, pero hoy los vecinos de Luján no nos miden con la misma vara de hace un año y medio y, además, estamos rodeados de departamentos bien administrados como Godoy Cruz y Maipú”.

En la PASO 2015, Cambia Mendoza le había ganado al FpV 50,09% a 34,47%, pero candidato contra candidato, la diferencia entre De Marchi y Carlos López Puelles no había sido tan amplia, 10 puntos entre ambos.

 

 

El extraño caso de Las Heras 

En Las Heras la brecha fue la más chica en la categoría de diputados nacionales. Pero se da la paradoja que el voto al Congreso Nacional y a la Legislatura provincial es más fuerte que a concejales. En esta última categoría, los aspirantes al Concejo de Daniel Orozco apenas consiguieron una brecha del 4%: del 38,88% a 34,37%.

Un extraño resultado, sobre todo porque la diferencia en diputados nacionales casi llega a los 9 puntos. Desde Casa de Gobierno se dice que la interna del peronismo allí fue fuerte y se movilizó mucho, porque incluso habían tres listas departamentales. Esa es la explicación que arriesgan.

En la PASO 2015 el Frente Cambia Mendoza había ganado por unos pocos votos, 40,23% a 40,11%, pero individualmente Carlos Ciurca (el más votado del FpV) le ganaba a Orozco por seis puntos. Luego, en la general de octubre, Orozco terminó ganando por cuatro puntos.

 

Un fenómeno nacional

Cambiemos se impuso en nueve de las diez ciudades más grandes del país, entre ellas la Capital Federal, Córdoba.

Mendoza y Bahía Blanca, en las que duplicó la cosecha de votos del kirchnerismo y el justicialismo.

La excepción fue Rosario, en la que las tres ofertas del Justicialismo sumaron 31,02 % contra 22,94 En las ciudades bonaerenses de La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca también Cambiemos quedó al frente entre las preferencias.

En la ciudad de Santa Fe, Cambiemos sumó con una única lista 94.497 votos, para un 33,44. En la ciudad de Corrientes, Cambiemos cosechó uno de cada dos votos. En la ciudad de Salta,  se impuso por el 32,54%.