Hace pocos días se confirmó el inicio de la producción del nuevo Polo en Brasil para toda la región, pero parece que al Grupo Volkswagen no le basta con un movimiento fuerte por ciclo. La checa Skoda, una de las filiales europeas del holding, podría lanzar un modelo de bajo costo tanto para el vecino gigante como para otros mercados emergentes.

De acuerdo con Thomas Sedra, jefe de operaciones del emporio alemán, la intención es que la terminal checa lance un auto económico para países en crecimiento antes de 2020. Sin mayores detalles al respecto, en principio se trataría de un compacto, que en América Latina es el segmento más consumido.

La mira de Skoda apunta, principalmente, a India, Irán y Brasil. Precisamente, la compañía con base en Mladá Boleslav estaba en tratativas de firmar un acuerdo con la india Tata, pero por el momento las negociaciones fueron abortadas. La intención de la filial de VW era aprovechar la plataforma AMP de Tata, pero dicha estructura no terminó de convencer.

Es de esperar, entonces, de Skoda llegue a la Argentina. Primero por la cercanía estratégica con Brasil, pero también por la trascendencia del Grupo Volkswagen en el país, cuya madre nodriza es una de las marcas más vendidas en nuestras tierras.

Por otra parte, no sería la primera vez que arribe a esta parte del mundo un producto económico y desarrollado o pensado para mercados emergentes. Por citar dos ejemplos, próximamente llegará el Renault Kwid , que entre otros sectores, fue diseñado en la India.

En el mismo país asiático evolucionó, casi por completo, el Toyota Etios, un producto low-cost que, por los diferentes momentos de la industria nacional, a pesar de ser entrada de gama, termina teniendo un costo más elevado que lo esperado.