Redacción LA
  • Compartir
  •  

    0

  •  

    0

La familia de Alan Villouta Bazán (21), quien murió cuando salía de trabajar y cruzó el Acceso Sur, pedía ayuda para encontrar a quien lo atropelló. Alan salía de su trabajo en una pizzería cuando cruzó para tomar el micro a Luján, alguien lo pisó y se fugó.

Ayer se entregó una camioneta, que sería la que estaba manejando el conductor que escapó. Es una Porsche Cayenne que ahora será sometida a peritajes para averiguar si realmente es el vehículo que mató al chico.

Habría sido un familiar del conductor el que entregó el rodado, pero antes de decidir la situación procesal del presunto conductor se deberá determinar si realmente la camioneta fue la que se lo llevó por delante.

En tanto el fiscal Carlos Torres, a cargo de la causa, espera que declaren testigos que hayan visto algo, entre ellos quien dio aviso al 911.

“Estamos desesperados, le pedimos al conductor que se entregue”, pidió Gabriel Alday, tío del joven.

“Alan era un chico excelente, sin maldad, sus padres y sus seis hermanos están destrozados”.

La gente aseguraba que el accidente fue protagonizado por un auto Peugeot blanco. La camioneta es bastante parecida al auto al que aludían quienes vieron algo.