En declaraciones realizadas a La Mañana, el intendente de la ciudad, Jorge Jofré, reconoció que los últimos días de gestión del transporte público por parte de la empresa Ciudad de Formosa “van a ser caóticos”, porque “no hay voluntad” por parte de los choferes de generar una transición ordenada. Además, remarcó que la Municipalidad denunció penalmente a los responsables de la interrupción del servicio, dijo que se hace todo lo posible para defender a los usuarios y subrayó que el pasajero debe ser la principal preocupación de todos los sectores involucrados en el tema. Crucero del Sur asumirá la prestación el lunes 11 de setiembre.


“Les puedo decir a los usuarios que estamos haciendo todo el esfuerzo para que la situación se regularice. Hablamos con la empresa y con los choferes. Tenemos la certeza de que los últimos días de Ciudad de Formosa van a ser caóticos, porque no hay voluntad del recurso humano. Mientras que los choferes no se ‘pongan los pantalones largos’ y no se den cuenta de que tienen que ser actores principales para que la transición sea exitosa, nos va a costar mucho. Vamos a hacer un esfuerzo para que desde el lunes 11 los formoseños tengan el servicio que se merecen”, aseguró Jofré a este Diario.

“En nuestro caso, nos interesa lo que sucede con los pasajeros. Por eso iniciamos las acciones legales correspondientes. No tenemos otra forma de intervenir. No podemos sentar a un empleado municipal a manejar un colectivo, eso no está dentro de los parámetros legales. Todo lo que podemos hacer, lo hacemos. Hay cuestiones que nos superan”, apuntó.

“La retirada de la empresa debería ser ‘por la puerta grande’. Pero desde la firma dicen que el personal ya no les responde. Les pido a los delegados y a los demás choferes que piensen en la gente, porque ellos tienen garantizada su fuente laboral y también son formoseños”, agregó.

Denuncia

Por otro lado, el ingeniero Jofré confirmó que la Municipalidad realizó una denuncia penal contra la empresa Ciudad de Formosa y los choferes, por haber sido responsables de interrumpir el servicio de transporte urbano.

“El transporte urbano es un servicio esencial para la población. Estamos haciendo las Actas de aplicación de multas. Son medidas que están previstas dentro del pliego, pero lo que nos interesa es el usuario. En este caso particular, todos deberíamos pensar en el pasajero, tanto los choferes como la empresa que se está retirando”
, afirmó el jefe comunal.