Utilizar el teléfono como reemplazo del efectivo, ésa es la propuesta que presentó Nación Servicios y que representa toda una novedad para el mercado local. El sistema, que se presentó con el nombre de PIM, funciona con cualquier móvil, sin necesidad de que se trate de un aparato inteligente ("smartphone"). Y tiene características que claramente lo vuelven único entre las opciones de "billeteras digitales" que se ofrecen en el mercado local.

Leonardo Coca, gerente general de Nación Servicios, explicó al presentar el nuevo producto que se trata de "una apuesta universal, porque claramente cualquier persona podrá utilizarlo y es extremadamente fácil hacerlo".

La tecnología permite habilitar PIM sencillamente marcando un número de teléfono (*456#). Automáticamente el nuevo usuario recibirá $50 de regalo que ya de por sí le permitirán probar el sistema. Infobae probó el nuevo sistema y demora 30 segundos inscribirse y que se acredite el dinero.

 Se puede habilitar PIM sencillamente marcando un número de teléfono (*456#). Automáticamente el nuevo usuario recibirá $50 de regalo que le permitirán probar el sistema
 

No hace falta bajarse un aplicación especial (o "app) para utilizarlo. La innovación es que automáticamente aparecerá en la pantalla un cuadro de diálogo para darse de alta en el sistema.

Según explicó Coca, "alrededor de 100.000 personas y unos 10.000 comercios ya se dieron de alta para empezar a utilizar PIM y esto recién empieza. En breve ya estará disponible en uno de los principales supermercados de la Argentina y varias compañías de consumo masivo ya lo empezaron a utilizar". El mes pasado se realizó una prueba piloto en Córdoba y ahora se está lanzando a nivel nacional.

El objetivo es que este nuevo sistema de billetera móvil reemplace el uso del efectivo a la hora de realizar compras o transferencias. También apunta a darle una nueva herramienta a quienes viven en lugares alejados para que no tengan que recorrer largas distancias para cobrar por ejemplo un beneficio social.

Tal como adelantó Infobae el domingo, el Gobierno también hará lo suyo para imponer esta nueva herramienta.

En una primera etapa, ya puso a disposición de los 3,5 millones de beneficiarios de los planes Progresar y Hogar (garrafas sociales) para empezar a utilizarlo. Pero en este caso deberán primera hacer un trámite ante la ANSES para pedirle cobrar a través de PIM en vez de que le acrediten el dinero en una cuenta bancaria o a través del Correo. "En poco tiempo también se incorporará a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo", detalló Coca. La modificación en la forma de pago será optativa, es decir que cada persona que cobra un plan de estas características podrá optar entre el sistema nuevo o seguir como hasta ahora.

LEA MÁS: 

El éxito de PIM dependerá de dos factores, como sucede con este tipo de productos: la aceptación en la gente, pero también que haya una gran cantidad de comercios que acepten el pago. La ventaja para el comerciante en este caso es que ni siquiera precisa contar con un aparato especial, como se requiere para procesar el cobra de tarjeta de crédito o débito. Simplemente contando con un teléfono móvil es posible tramitar la operación.

La transacción de pago no tendrá costo para ninguna de las dos partes. No se cobra comisión ni impuesto al cheque. Pero habrá límites mensuales para operar: hasta cuatro sueldos mínimos por mes por persona física y 10.000 dólares por mes por comercio. Más allá de esa cifra habrá que presentar una serie de formularios para utilizar el sistema. Es decir que para pequeños pagos es todo muy fácil, pero si los volúmenes son muy grandes ya habrá que presentar una justificación para esos movimientos.

 La transacción de pago no tendrá costo para ninguna de las dos partes

Uno de los aspectos más relevantes pasa por cómo cargar la billetera digital. Ya están habilitadas las redes de Pago Fácil y Rapipago para hacerlo y sólo requiere indicar el número de DNI para que los fondos se acrediten automáticamente.  Esas mismas bocas de cobranza extrabancaria entregarán los fondos cuando se requiera el efectivo. En ese caso será necesario presentar un documento para acreditar identidad. Además también podrá retirarse dinero desde los cajeros de Red Link sin necesidad de utilizar una tarjeta de débito, simplemente marcando una clave.

Coca explicó que "esta tecnología está inspirada en lo que ya se viene haciendo hace mucho tiempo en Perú, Colombia o Paraguay, donde por ejemplo ya hay más de 2 millones de personas que la utilizan habitualmente".

A diferencia de otras experiencias de billeteras electrónicas, como  Todo Pago (de Prisma) y ValePEI (de Red Link), PIM es una tecnología que no toca a las redes bancarias y por lo tanto tampoco requiere que el usuario posea una cuenta. Se trata, por lo tanto, de uno de los intentos más serios para avanzar en la inclusión financiera pero sin necesidad de estar bancarizado.

La lucha contra el efectivo incorpora así un nuevo jugador. La AFIP ya había dispuesto que todos los pagos de impuestos se hagan por canales electrónicos, incluyendo al monotributo. El Central también procuró negociar con poco éxito con los bancos para disminuír los grandes traslados de efectivo. Ahora es la tecnología la que busca reducir los grandes movimientos de dinero. Las chances de éxito son ahora un poco más altas, teniendo en cuenta la facilidad para incorporar la nueva prestación en relación a otro tipo de opciones que ya hoy existen en el mercado.