El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, criticó la ordenanza del Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba que limita la provisión de azúcar en bares y restaurantes, y adelantó que enviará los estudios correspondientes para que la medida sea revisada.

PUBLICIDAD

La ordenanza plantea el "uso responsable del azúcar" y lo equipara con la sal en locales gastronómicos. Ni el azucarero ni los sobrecitos estarán en la mesa, sino que habrá que pedírselos a los mozos.

“No tiene ningún criterio, ninguna justificación de ningún tipo, y menos sanitaria; he vivido esta presión que hay de otros sectores cuando fui ministro de Salud de la Nación y siempre rechacé todo esto, por eso creo que es una actitud desacertada”, dijo Manzur a Cadena 3.

“Vamos a mandar la justificación y todos los estudios correspondientes a Córdoba para que revean esta situación”, apuntó.

La voz del gobernador se suma a la del sector azucarero, principal industria de la provincia de Tucumán.

Informe de Gabriel Melián.