En el lugar se detuvo a una mujer mayor de edad, que sería la jefa de la banda. La vivienda allanada funcionaba como un kiosco de venta de estupefacientes