Jorge Brito, el dueño del banco Macro, posa en su estancia ubicada en Salta. Hoy tiene 70.000 vacas y quiere duplicar ese número.

Jorge Brito, el dueño del Banco Macro, quiere obtener u$s 200 millones en la Bolsa de Nueva York a través de una oferta pública inicial (OPI), pero el destino de este capital no será su banco sino su empresa de ganadería, Inversora Juramento.

Según informa la agencia Bloomberg, Brito vio a la ganadería como un pasatiempo cuando comenzó a principios de 1990. Pero el presidente y accionista mayoritario de Juramento, de 65 años de edad, cuya fortuna asciende a u$s 1.200 millones según el índice de multimillonarios de Bloomberg, tiene ahora ambiciones más altas. “El negocio ha demostrado ser un éxito y ha llegado el momento de duplicar su escala”, dijo, rodeado de algunas de sus 70.000 vacas.

La compañía, que ya cotiza en la Bolsa de Valores de Buenos Aires, está buscando un banco de inversión que lo asesore sobre la venta de certificados de depósito estadounidenses en la Bolsa de Nueva York. Brito no quiere recaudar menos de u$s 200 millones para dar liquidez a los inversionistas. Las acciones en Argentina de Juramento han caído 2,3 por ciento este año. Sin embargo, aclara que “desde que Macri ha entrado, la ecuación se ha vuelto positiva”.