El Manchester City goleó 5 a 0 al Liverpool este fin de semana en una de las victorias más contundentes de Josep Guardiola la frente del conjunto inglés.

Más allá del análisis futbolístico y de los goles, hubo un momento del partido que quedó grabado en la memoria de aquellos que vieron el encuentro: la brutal agresión de Sadio Mané al arquero Ederson.

 Play

Así fue la patada

 

Este lunes, el periodista británico Crippy Cooke publicó una imagen de cómo quedó el rostro del futbolista del Manchester City, tras pasar por el hospital.

 

Ederson tuvo que salir inmediatamente después de la acción, asistido con oxígeno y en camilla. Su salida preocupó al mundo del fútbol, pero esta imagen lleva tranquilidad, más allá de los escalofríos que puede producir.

Por su parte, Mané, quien fue expulsado por la falta, se disculpó a través de Instagram: "Le deseo una pronta recuperación. Lamento mucho haberlo lastimado durante el choque accidenteal en el campo y lamento que no haya podido terminar de jugar el partido por eso".