En este contexto y luego de varias actividades encubiertas que formaron parte de la investigación se pudo ubicar en San Francisco Solano, provincia de Buenos Aires al ciudadano Melanio Mareco Vargas; quien reside en calle Charcas Norte N°3651, lugar donde se efectivizó la captura.  

 

Se destaca que el ciudadano Mareco Vargas fue uno de los primeros sujetos investigados en la causa y por quien se llegó a la organización de los gordos de Itatí liderada por los hermanos Saucedo (actualmente prófugos), teniendo en cuenta que desde un primer momento a éste se lo sindicaba como uno de los compradores al por mayor de estupefacientes.