El presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Ariel Cohen Sabban, reclamó este martes que "todos los que decían que la denuncia del fiscal federal Alberto Nisman en la causa AMIA era un mamarracho, ahora den las explicaciones, tal y como reclama la sociedad".

De esta manera, Cohen Sabban se refirió a la decisión del juez federal Claudio Bonadio que unificó ayer las dos causas que instruye contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por la firma del memorando con Irán: la del supuesto encubrimiento a los iraníes acusados del atentado de 1994 y la de presunta "traición a la Patria".

"Alguien va a tener que dar respuestas", enfatizó el titular de la DAIA, quien ayer acompañó al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, durante su visita oficial a la Argentina. 

Netanyahu aseveró que "Irán fue la que perpetró los dos atentados que dañaron a Argentina" y señaló que "los ejecutaron a través de Hezbollah", tras lo cual, agradeció al presidente Mauricio Macri y al Gobierno nacional "por su decisión de encontrar a los culpables" de los atentados terroristas contra la embajada de Israel en 1992 y de la AMIA en 1994.

Cohen Sabban, en diálogo con radio El Mundo, consideró que esta declaración de Netanyahu fue "muy fuerte, contundente, y muy claro que Irán es el responsable de los dos atentados". "Seguramente todos los que decían que la denuncia de Nisman era un mamarracho, ahora la sociedad está esperando escuchar cuál era el mamarracho", subrayó el dirigente de la comunidad judía.

El caso. En enero de 2015, cuatro días antes de morir, Nisman denunció a la ex presidenta, al ex canciller Héctor Timerman, Andrés Larroque, Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, Héctor Luis Yrimia, Luis D'Elía, Fernando Esteche y Ramón Allan Héctor Bogado, a quienes acusó de un armar un plan para encubrir la responsabilidad de Irán en el atentado, a través del memorando con ese país que les garantizaría impunidad a los sospechosos de haber volado la mutual judía y matar a 85 personas en 1994.

Esa denuncia fue desestimada dos veces por el juez Daniel Rafecas y los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballestero; pero recién en diciembre del año pasado la Cámara Federal de Casación Penal ordenó la reapertura del caso. Sin embargo, durante 2016 se abrió una denuncia en el juzgado de Bonadio por "traición a la Patria" contra la ex jefa de Estado, Timerman y los legisladores que aprobaron el memorando, y a través de la cual se comenzaron a recolectar muchas de las pruebas que habían quedado frenadas ante la falta de avances en la denuncia de Nisman.

Con los dos expedientes concentrados en su juzgado, ahora Bonadio unificó las causas, y se espera que en breve haga lugar al pedido de indagatoria de la ex presidenta.