Un grupo de manifestantes se enfrentó con custodios de la fiscal federal Silvina Avila, frente a la sede del juzgado del magistrado Guido Otranto en la ciudad chubutense de Esquel. Los incidentes se produjeron cuando declaraban gendarmes en la causa que investiga la desaparición de Santiago Maldonado, de quien no se sabe nada hace 43 días.

Los manifestantes, algunos con el rostro cubierto que esperaban frente a la sede, tiraron cartones e intentaron avalanzarse sobre una camioneta a la que ingresó la fiscal cuando se retiraba del juzgado, según consignó la agencia DyN. 

En el marco de empujones y gritos, custodios de civil impidieron que los manifestantes se acerquen al vehículo, rodeado por efectivos de la Policía de Chubut, al que ingresaron la fiscal y personal de la Policía Federal. 

Los incidentes se registraron cuando la funcionaria judicial salió del juzgado para ingresar al vehículo y retirarse de la sede donde declaraban gendarmes en el marco de la causa que investiga la desaparición del joven, ocurrida el 1 de agosto en Chubut.