La medida de fuerza se realiza desde el pasado jueves y en una primera instancia se realizaba con permanencia frente al edificio comunal.

 

En la mañana de este miércoles, 13 de septiembre, los empleados decidieron cortar la avenida corrientes ubicada frente a la municipalidad en la espera de una respuesta a sus reclamos.