Un joven de 20 años se encuentra en grave estado después de haber sido patoteado por varias personas en Banda del Río Salí en la madrugada del domingo 17. Por este caso, fueron detenidos un joven de 18 y un menor de 16 y ahora los investigadores buscan a los otros agresores, que ya estarían identificados.

Ese día, según la versión policial, se desarrollaba una fiesta en la casa de un familiar de Oscar Gabriel LoboRoxana del Carmen Lobo, madre de la víctima, dio a conocer su versión de los hechos. “Mi hijo fue a un cumpleaños con otros familiares. En un momento, un grupo de chicos desconocidos intentaron ingresar a la reunión y ahí comenzaron los problemas”, relató.

“Una vez que estaban adentro, comenzaron a generar peleas. Ante esta situación, los dueños de casa decidieron expulsarlos y los sacaron a todos a empujones. Mi hijo, que en esos momentos estaba afuera, por como se dieron las cosas, comienza a ser agredido. Él sale corriendo y lo alcanzaron en una moto a unas cuadras de la casa”, declaró la mujer, que confirmó que los agresores le robaron las zapatillas y el celular a su hijo.

Siempre según la versión oficial, una vez en el suelo, Lobo comenzó a ser atacado por una patota que habría estado integrada por más de 10 personas. De acuerdo a los testimonios de algunos vecinos, le aplicaron golpes de puño y patadas en la cabeza y en el resto del cuerpo.

Lobo fue trasladado inconsciente al hospital Padilla. Allí fue operado por los coágulos que se le habían generado en la cabeza. Luego, según confirmaron fuentes judiciales, fue trasladado hasta un sanatorio privado, donde actualmente se encuentra en una sala de cuidados intensivos, con una seria afección pulmonar.

Búsqueda infructuosa

Investiga el caso la fiscala María del Carmen Reuter, con gente de Seguridad Personal de la Policía. La oficial Natividad Martínez cidentificó a los agresores de Lobo y entre el sábado y el domingo el personal al mando de los comisarios Marcelo Salla Christian Peralta realizó varios allanamientos en el barrio San Antonio del Bajo, pero en ninguno se logró la aprehensión de los sospechosos.

El lunes se presentó uno de los señalados por los testigos como responsable de haber participado de la golpiza. Horas después lo hizo un menor de 16 años que también aparece en la causa.

El mayor quedó detenido, mientras que el adolescente fue puesto a disposición de la jueza de Menores, que ordenó su traslado al Roca.

Dos versiones

Los detenidos, según confirmaron fuentes judiciales, habrían desmentido la versión que dio Lobo, y aclararon que en realidad, fue golpeado en represalia por haber cometido un hurto en el lugar donde se realizaba la fiesta. Esa hipótesis fue descartada por los parientes de Lobo y no coincide con los dichos de los testigos.

 

EN ESTA NOTA

Violencia Banda