La Justicia comenzó a indagar a los detenidos en un arresto de la Dirección de Investigaciones de la Policía para determinar cómo hizo uno de ellos para escapar el sábado a la madrugada. El Prófugo se llama José Alejandro Rodríguez y había sido detenido hace un mes por estafas en ventas de autos y falsificación de documentos. Esta semana, el hombre iba a ser trasladado a La Rioja por un pedido de detención de esa provincia.

Amado, sobre la fuga del preso: "si se prueba que los policías colaboraron, sería inaceptable"
 

Amado, sobre la fuga del preso: "si se prueba que los policías colaboraron, sería inaceptable" 

Rodríguez, de 39 años, estaría en pareja con una policía. Había sido detenido hace un mes aproximadamente por orden del fiscal de Instrucción V°, Washington Navarro Dávila, quien lo imputó por tres hechos; todos cometidos en agosto y diciembre del 2011, mediante los cuales habría estafado a tres víctimas con ventas de vehículos.

Estos son los motivos por los que el fiscal Diego López Ávila, a cargo de la causa, sospecha que hubo complicidad por parte de algunos policías:

- El calabozo donde estaba alojado no tenía signos de violencia.

- Para llegar desde la celda hasta la calle, Rodríguez debió haber cruzado tres puertas que deberían haber estado cerradas con candados. Por eso se sospecha que tuvo algún tipo de ayuda para huir.

- Tres policías custodiaban la alcaidía de Junín al 800 en la madrugada del sábado: uno de ellos habría estado dormido.

- Una posibilidad que se investiga es que el imputado haya sido trasladado en un móvil policial para no ser advertido por los otros uniformados que prestan servicio en esa dependencia.

Consultado sobre el escape de Rodríguez, el fiscal que pidió su detención -Washington Navarro Dávila- le dijo a LA GACETA que nadie le había avisado sobre esta situación. Afirmó que hoy citaría al jefe de Policía, Dante Bustamante, para exigir que le dé las explicaciones que correspondan.