La Justicia chaqueña está en “rojo” por la cantidad de días sin servicio y por el dictado de una polémica resolución. Es que los magistrados no encuentran el camino a la solución y ahora “ruegan” a los empleados que no paren más pero a la vez realizan una severa advertencia: si paran habrá descuentos.

Sí, este martes, el Superior Tribunal de Justicia emitió un parte oficial en el que exhorta a que se depongan las medidas de fuerza tras no encontrar eco en el Ejecutivo cuando semana atrás pidió que sea este poder que intervenga entre el STJ y los empleados.

TE PUEDE INTERESAR: Donarán mamografías a mujeres de bajos recursos

UNA RESOLUCIÓN POLÉMICA

Es que ante la comunicación de la Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco de convocar a un paro general de actividades sin asistencia a los lugares de trabajo para los días jueves 5 y viernes 6, el Superior Tribunal de Justicia dictó la Resolución 1803/2017 exhortando a dicho gremio a deponer las medidas de fuerza”.

El ruego es con una advertencia: “Haciendo saber al gremio y a todo el personal del Poder Judicial que, en caso contrario, se procederá al descuento de haberes por la falta de prestación del servicio”, señala el comunicado.

Entre los fundamentos de tal resolución, el STJ destaca “todas las gestiones que se han realizado para arribar a una solución del conflicto salarial, las que incluyen el Proyecto de Ley 3655/2017, remitido al Poder Legislativo para su tratamiento y del cual se está aguardando una respuesta”.

Se alude también “a la reunión mantenida con el señor Gobernador de la Provincia del Chaco, en la que se instó al Poder Ejecutivo al acompañamiento del mencionado proyecto y de la cual surgió una nueva instancia de diálogo, a través de una próxima reunión a llevarse a cabo durante este mes de octubre, que permitirá debatir las posibles mejoras salariales de acuerdo a la situación financiera de la Provincia”.

Asimismo, en la resolución los magistrados indican “que los sectores gremiales que se encontraban realizando medidas de fuerza han sido debidamente informados de todo ello por el Cuerpo”.

"PAROS IRRAZONABLES"

Finalmente, reconoce que “la continuidad de la huelga en el ámbito del Poder Judicial genera una grave afectación al normal funcionamiento del servicio de justicia -el cual constituye una obligación de las provincias y una garantía federal, de conformidad con el artículo 5 de la Constitución de la Nación- y una real restricción del derecho constitucional de acceso a la justicia”.

Por ello los magistrados del Chaco consideran que “frente a las circunstancias expuestas, estos nuevos paros se observan como irrazonables, y la decisión adoptada, la única alternativa posible en este contexto”.