La ciudad de San Francisco no sale de su asombro por el inesperado giro que dio la causa de la muerte de Jorge Dieb Jaider, de 57 años, a manos del veterinario Hernán Vietti Colomé, ocurrida el pasado viernes 22 de septiembre. 

Vietti Colomé había sido imputado de "homicidio en exceso de legítima defensa" y luego, el fiscal Bernardo Alberione decidió modificar esa carátula a "homicidio simple". 

Lo que ocurre es que Jaider no habría sido un desconocido para el veterinario, sino que habría sido contratado, al igual que Omar Funes, para "eliminar" a un hermano del comerciante en la provincia de Santa Fe. 

Fue Funes el que contó la historia horas posteriores a la muerte de Jaider al periodista Darío Pérez, de la FM 90.7 de San Francisco. 

Según su relato, Roberto Ferrero, veterinario amigo del ahora imputado por homicidio simple, lo contactó a pedido de Vietti Colomé para encargarle un "trabajo", que consistía en asesinar a su hermano abogado en la provincia santafesina. 

"El 22 de abril se presentó Roberto Ferrero en mi casa, diciéndome que tenía 'un trabajo'. Me dijo que Hernán -Vietti Colomé- me preguntaba si me animaba a matar a su hermano Lucio. Me llevó a Santa Fe a verlo y conocerlo. Cuando regresamos, le digo que sí y me da 10 mil pesos. 'Con esto no hago nada', le digo. Justo llega 'el Turco' (Jorge Dieb Jaider), le comento el trabajo y me dice que sí, que lo vamos a hacer. Ahí nos reunimos con Vietti Colomé", relató Funes. 

Funes sostuvo que se reunieron con Lucio Vietti Colomé, hablaron con él, le previnieron que tenían un pago para matarlo y le solicitaron que se escondiera durante un tiempo para fingir un secuestro con el fin de solicitar más dinero a su hermano. 

La fiscal Faillá, que interviene en una causa paralela por extorsión, señaló: "Pensándolo en serio, quién contrataría a una persona para que haga lo que sea, por ejemplo: le dice, para cortar el césped te cobro tanto y luego va al vecino y le pide que le desenchufe la máquina para que no le permita cumplir con ese trabajo". 

 



Luego de transmitida la entrevista, el fiscal que entiende en la causa del homicidio, Bernardo Alberione, decidió darle un giro y cambiar la carátula. 

De manera paralela, intervino Faillá en una causa por extorsión aparentemente de parte de Funes y otras dos personas en perjuicio del veterinario Roberto Ferrero. 

Faillá, en diálogo con Cadena 3, sostuvo que el comerciante denunció un apriete por parte de estos tres individuos que reclamaban una ''indemnización'' tras el crimen de Jaider. 

"El 26 de septiembre -cuatro días después de la muerte de Jorge Dieb Jaider-, se presenta Roberto Ferrero en la Policía, denunciando que ese mismo día se apersonó una pareja, diciendo que eran familiares de la víctima fatal y que necesitaban ser 'indemnizados'. Le pedían una suma de 300 mil pesos. El 28 ordenamos la detención de la pareja y un tercero -Omar Funes-", aseguró la magistrado. 

Faillá consideró que todos los implicados en ambas causas se conocían y estimó que el luctuoso desenlace se originó por un aparente "desentendimiento por dinero" entre los veterinarios y los supuestos sicarios. 

Entrevista de Radioinforme 3.