or el femicidio de Micaela García, que conmovió y movilizó a toda la Argentina en 2016, fueron juzgados en las últimas dos semanas tres imputados: el violador serial Sebastián Wagner; el hijo de su pareja, Gabriel Otero; y su patrón dueño del lavadero, Néstor Pavón.
 
LEE MÁS SOBRE EL CASO MICAELA GARCÍA 
 
Pasaron decenas de testigos que confirmaron varias de las hipótesis planteadas al inicio, mientras que también quedaron algunas dudas, que habrá que ver si son despejadas en el análisis de la prueba que realizarán hoy por las cinco partes: el fiscal Ignacio Telenta, el querellante Jorge Impini, el defensor oficial Carlos Sciutto (de Wagner), Matías Farías (de Otero) y Andrés Carvajal y Horacio Barreto (de Pavón).
 
La gran incógnita es saber si las partes acusadoras pedirán la pena de prisión perpetua para Wagner solo, o si también lo harán para uno o los dos restantes imputados. Se sabe que la defensa de Wagner pedirá una pena por el abuso de la víctima que él mismo confesó, pero no por el homicidio. Y los otros defensores reclamarán la absolución.
 
Luego del mediodía se conocerán los planteos de cada parte. Se estima que el Tribunal integrado por Eduardo Cadenas, María Angélica Pivas y Darío Crespo adelantarán el veredicto la semana que viene.