Finalizó este domingo la séptima edición de la Feria Internacional de Frutos Argentinos, FRUTAR 2017. Posicionada en el ámbito regional, la propuesta volvió a crear un espacio de encuentro para la interacción de la producción, el conocimiento, el comercio, la tecnología, los prestadores de servicios y fundamentalmente los consumidores. 


Bajo la organización del Gobierno de la Provincia, a través de la Agencia de Desarrollo Empresarial, con la asistencia y apoyo del Consejo Federal de Inversiones, se desplegó un gran montaje en todo el predio ferial del Paseo Costanero “Vuelta Fermosa”, que permaneció durante cuatro días: 

Entre el jueves y el viernes se ejecutaron las conocidas rondas de negocios, pero además, en el Galpón “C” se realizó una serie de seminarios de los que participaron universitarios, periodistas y profesionales de Formosa y de provincias vecinas, según expresaron desde la organización. Las ponencias estuvieron a cargo de especialistas renombrados y en torno a distintos ejes: Desarrollo y comercialización de productos agroalimentarios; cítricos; bananas, frutos tropicales, sandías, zapallos y productos generados en la región; Buenas prácticas y negocios agroalimentarios entre países del Mercosur. En este marco, hubo dos disertaciones internacionales: el primer día de conferencias, la biotecnóloga colombiana Margarita Perea Dallos disertó sobre biotecnología aplicada a cultivo de frutales tropicales; para dar lugar el viernes, al doctor Víctor Galán Sauco, de España, quien se refirió a la biología reproductiva del mango. 

Expo Gourmet

Durante los cuatro días, permanecieron en el predio ferial numerosos e innovadores stands, agrupados en carpas imponentes. La exposición de productos regionales, tecnología de avanzada para el desarrollo de la producción y del sector empresarial de la provincia, estuvo abierta al público en general. Según observaron los mismos expositores, la mayor concurrencia estuvo entre el sábado y el domingo. “La gente se interesa, muchos no tienen una relación directa con la elaboración de productos o con la producción de frutos regionales, pero en general se muestran receptivos a conocer, a probar, a consumir. Somos formoseños y nos interesa el avance y el provecho de nuestra tierra”, comentaron desde un rincón reservado para la moringa, donde se exponían diferentes suplementos naturales y se informaba sobre las propiedades medicinales y curativas de “el árbol de la vida”.