La llegada de un hijo es un momento trascendental en la vida de una persona. Sobre todo si se trata del primero. Ante tal suceso, todo padre busca atesorar hasta el último de los detalles del nacimiento y el crecimiento de su bebé. Sea con fotos e incluso con videos de los últimos días de la panza y el parto. Pero en la vida de los famosos, eso parece no ser suficiente. Ellos prefieren hacerlo de una manera mucho más extravagante. De una forma tan polémica como que una cámara de tevé muestre a un bebé desde el primer instante de su vida. Ese es el caso de Luciana Salazar. La modelo, que se convertirá en madre de Matilda en diciembre, gracias al método de subrogación de vientre, tendrá un programa de televisión que seguirá de cerca la vida de su hija antes y luego del nacimiento. Algo que generó revuelo y para muchos fue interpretado como otro acontecimiento de la vida privada que la rubia busca hacer redituable.

Mami show. El programa tendrá dos escenarios: Miami, Estados Unidos, donde vive Leah Martínez, la mujer que cedió voluntariamente su vientre para llevar a término el embarazo del embrión de Salazar, y Buenos Aires. Será un ciclo de “real life” (vida real), un formato que muestra el día a día de un protagonista. El show está inspirado en el programa que realizó Araceli González,“Novia a los 40”, y que compartía los preparativos de su boda.

El ciclo seguirá a la rubia en su cotidianidad, mientras atraviesa los momentos previos al nacimiento de su hija, la llegada de la pequeña, y la convivencia con la flamante mamá. En el proceso, la rubia deberá enfrentarse a los desafíos que conlleva ser madre primeriza. Todo ante el ojo de la cámara. Tal como confirmó Salazar a NOTICIAS, algunos de los eventos de los que el público podrá ser testigo serán el babyshower, que tendrá lugar el 14 de noviembre, y su estadía en Miami ya con la bebé en sus brazos. Además, la modelo descartó la posibilidad de que la cámara esté presente en el parto: “Todo menos lo que implique tema madre subrogante por cuestiones legales”, aclaró.

El programa se grabaría a mediados de noviembre hasta fines de enero e iría por un canal de aire. La productora encargada del envío es “Kuarzo Entertainment”, desde la cual negaron la versión de que uno de los requisitos de Salazar para grabar, fuera el alquiler de un departamento de lujo frente a la playa en la ciudad de Florida. “Si pidiera eso, desde ya que no se haría. Ese tipo de contratos no existen”, deslizaron a este medio. Y agregaron: “Aún no se sabe en qué canal. Y los temas que impliquen la exposición de la menor, los maneja con la abogada Ana Rosenfeld”.

Aún así, la rubia estaría buscando un hogar glamoroso en Miami, acorde con la exótica vida que ella muestra en sus redes sociales. Un lugar que justifique la costosa producción que involucra llevar un equipo de trabajo exclusivo para la modelo a Miami.

Al cierre de esta edición, la famosa aún no había terminado de firmar el contrato: “No tengo nada cerrado. Estoy viendo cosas contractuales”, agregó.

Vivir de mostrar. La noticia de que Salazar va a cobrar un cachet por el nacimiento de su primera hija generó revuelo en el mundo del espectáculo. Aunque NOTICIAS le consultó a la ex vedette sobre estas críticas, y sobre cómo manejaría la exposición de la beba, ella prefirió llamarse a silencio. Aún así, no sería la primera vez que la modelo le saca rédito económico a su vida privada.

Basta con ver su historial de idas y vueltas con Martín Redrado, y cómo se cotizó en el mundo del espectáculo gracias a esa relación. Según allegados al mercado de las modelos, Salazar cobraría entre 70 a 90 mil pesos por una presencia. Eso sí, la modelo participaba en algún evento o show, siempre y cuando pasara por la aprobación de Redrado. De hecho, en el 2014, luego de la separación, trascendió que la rubia habría cobrado 10 mil dólares por mes, durante un año, gracias a un acuerdo con el ex funcionario y que habría un arreglo por lucro cesante.

Por otro lado, el hecho de que el público pueda ser testigo del día a día con su hija, sería uno de los tantos eventos que la modelo expone de su intimidad. De hecho, desde hace años, sus redes sociales son el lugar donde narra sus vivencias, y desde donde se encargó de convertir su vida en un show.

Basta con recordar aquella primera foto junto a Redrado, en el 2011, que los mostraba fundidos en un beso, y con la que la modelo confirmaba la relación desde su cuenta de Twitter. “Nos adelantamos a San Valentín”, había escrito. Desde esa misma cuenta también supo exponer sus escandalosos altibajos en la relación. “Es un dia muy triste, pero decido ponerle fin a esta relación con @martinredrado porque me desilusionó como hombre y ser humano”, escribió meses más tarde aunque después hubo reconciliación.

Este año, tras varias idas y vueltas, y escándalos vía redes, la ex vedette confirmó su separación definitiva. Lejos de llamarse a silencio, la modelo dio detalles de la intimidad de la familia de Redrado, y dejó entrever que una de las razones de la separación habría sido la mala relación de ella con la hija del ex funcionario.“Lamento profundamente que @martindredrado o sus asesores de imagen hayan expuesto el tema de su hija, cuando yo fui cautelosa todo este tiempo con eso”.

Ya sin Redrado, en julio, la blonda dio a conocer la noticia de su maternidad. Nuevamente lo expuso en Twitter, donde mostró la primera ecografía de su hija. “Se cumplen casi 18 semanas de aquel día que Dios me daba la posibilidad de cumplir el sueño de mi vida. Todo por vos mi bebé”, dijo. Hoy, mientras espera la llegada de Matilda, la modelo se encarga de empapelar sus redes con fotos y videos del crecimiento de la panza que lleva a su hija. Y de esta forma, anticipar al público quién será la protagonista del programa que, sin dudas, vendrá al mundo de Salazar con un pan bajo el brazo.

 

Shopping