Las familias que viven en cercanías de los arroyos son las primeras afectadas, por el momento los Bomberos Voluntarios no recibieron pedidos de auxilio aunque ya realizan recorridas.

El pronóstico no es alentador, se esperan lluvias intensas durante toda la jornada, complicando aún más la circulación de vehículos y peatones.