La menor apareció con severos golpes en todo el cuerpo el pasado domingo y desde ese momento se encuentra internada en el Hospital Pediátrico Juan Pablo II. Sus familiares expresaron su indignación porque hasta el momento no hay personas detenidas.