El 37% de los imágenes publicadas en la cuenta de Casa Rosada que tienen al presidente como protagonista, lo muestran inaugurando obras.Junto a unos pocos funcionarios (“Mariu” Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, y “Guillo” Dietrich, los que más repiten) y varios operarios, con overoles azules y naranjas y cascos amarillos o blancos, Mauricio Macri se muestra sonriente. Y su discurso repite los latiguillos de la campaña (“verdad”, “cambio”, “equipo”) con el foco puesto en las obras.

No es muy distinto del escenario que también elegía Cristina Kirchner, que hasta inauguraba obras vía Skype, en diálogo con operarios. De hecho el presidente repitió la mecánica esta semana en su primera videoconferencia. Del otro lado, en Jujuy, estaban el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el gobernador Gerardo Morales. Con cascos de obreros puestos, hicieron el anuncio del comienzo de las obras del parque fotovoltaico Caucharí, la planta de energía solar más grande de Latinoamérica.

En todo momento, el Macri presidente apela con orgullo al Macri ingeniero. Es el cuadro que se repite en los últimos dos meses al menos dos veces a la semana. Y en algunos casos, varias veces en un día: la semana pasada, en un raid contrarreloj, Macri inauguró cuatro obras en sólo cinco horas.

Más de Mauricio Macri: 
-“El sueño de Macri de separar los sindicatos de los partidos” 
-“¿Qué gastos ajustará el Gobierno de Macri el año próximo?” 
-“Prat-Gay: Por qué Macri echó a su ministro estrella” 

Solo en septiembre, el presidente acumula media docena de ejemplos en el sitio de Casa Rosada: desde el inicio de las obras del viaducto del Ferrocarril Mitre (beneficiaría a unos 120 mil usuarios), pasando a una recorrida por las instalaciones de la central térmica de Anchoris (Luján de Cuyo), y terminando en la inauguración del tramo final del viaducto de Puente La Noria.

Y cuando no se traslada para inaugurar una obra, Macri encuentra un obrero con overol y pala en el fondo de su casa: el 15 de septiembre observó el comienzo de los trabajos para abrir e integrar la quinta presidencial al barrio de Olivos, y “poner en valor su patrimonio paisajístico y favorecer el desarrollo de nuevos espacios verdes”.

“Cada semana hay un proyecto que se termina”, dice Macri. “Ahora, la ventaja, lo maravilloso de trabajar en equipo y decirnos la verdad, es que las obras empiezan y terminan en las fechas comprometidas”, afirmó el presidente hace una semana en la inauguración de una planta depuradora en Lomas de Zamora que incorporará 350 mil habitantes al sistema cloacal. La apelación a la “gestión” que consagra también a sus discípulos en las encuestas en Capital y la provincia de Buenos Aires.