los Villacís, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), informó que cinco futbolistas de la selección de su país fueron sancionados de manera indefinida por un acto de indisciplina  cometido en la previa al partido contra la Selección Argentina.

Los jugadores, cuyos nombres no fueron revelados, se escaparon de la concentración una de las noches anteriores al duelo con la Albiceleste y regresaron pasadas las 2 de la madrugada, lo que molestó en el plantel y salió a la luz tras la derrota 1-3 en Quito.

“Los cinco jugadores que están involucrados en esto han sido separados de cualquier convocatoria a la selección nacional indefinidamente”, expresó Villacís ante los periodistas en la FEF luego de la reunión del Directorio.

“La sanción se basó en el informe del presidente de la Comisión de Seguridad y videos de la Casa de la Selección. Tomamos una decisión dura, drástica y dolorosa con los chicos para sentar un precedente para el futuro y los próximos convocados. Los jugadores que están involucrados y que han sido nombrados en el informe han sido separados de cualquier convocatoria indefinidamente”, detalló Villacís.

A pesar de la confidencialidad, medios ecuatorianos aseguranque los protagonistas del escándalo son Énner Valencia, Joao Plata, Robert Arboleda, Gabriel Cortez y Jefferson Orejuela.

“Lo más cómodo sería cruzarse de brazos y no hacer nada. Es momento de virar la página y trabajar porque el futuro nos dará la razón. Quiero tener la conciencia tranquila de que dejé una base para el futuro”, concluyó Villacís.