Ricardo Centurión no tiene chances de volver a jugar en Boca. En medio de los rumores sobre un posible retorno en enero para jugar la Copa Libertadores, el presidente Daniel Angelici le cerró la puerta de manera definitiva. Sí, le hizo la cruz.

“Lo que dijo al irse es lo de menos”, aclaró Angelici sobre Centurión, que trató al presidente de "poco serio" cuando dio marcha atrás con la compra del pase al San Pablo. Y agregó: "Hoy estamos muy tranquilos y priorizamos la tranquilidad".

“Centurión es un jugador excelente, pero no pasa por la cabeza de los dirigentes la idea de incorporarlo” , dijo Angelici.

Centurión está en el Genoa de Italia y su nivel ha sido apenas discreto. Incluso, en fin de semana pasado fue sancionado por hacer "un vivo" a través de una red social durante la madrugada en plena concentración.

"En la cancha tiene un uno contra uno difícil de encontrar, pero lo suplimos con futbolistas como Cardona. No comprar el pase fue una decisión en conjunto con el cuerpo técnico. Y una vez que la tomamos, no hay marcha atrás. Prefiero ser tapa de diario por lo deportivo y no por lo externo. Hoy jugar en un grande no te permite tener una vida de exposición", explicó Angelici.