De hecho, al llegar al lugar, constató que le habían sustraído varias cajas de cervezas importadas y otras bebidas, cuyo valor rondaría los 4 mil pesos aproximadamente.

Realizado un seguimiento, se pudo establecer que los autores fueron marginales que habitualmente están relacionados con hechos de ratería y hurtos.

Respecto de los elementos sustraídos en esta oportunidad, pudo saberse que las bebidas habrían sido comercializadas a muy bajo costo en la orilla paraguaya de Nanawa.

Los comerciantes pidieron “más seguridad y más patrullajes”, para evitar que sigan sucediendo hechos de esta naturaleza.