Los delegados del Distrito 1 de la Federación Agraria Argentina, que abarca Formosa, Chaco, Misiones y Corrientes, se reunieron en Resistencia con la presencia del director, Rolando Zieseniss, donde plantearon un panorama complicado para la actividad agrícola y ganadera, con necesidad “urgente” de respuestas por parte del Gobierno nacional. Incluso, no descartaron medidas de fuerza en varios puntos del país. 


“La situación del NEA no se diferencia de la que actualmente atraviesan las economías regionales del país, partiendo de que somos regiones diferentes: por lo tanto, con productores diferentes, es necesario estructurar un país integrado y federal”, expresó la entidad en un documento.  

Agregó que “dichas políticas deben ser estructuradas y globales en distintas áreas, se debe trabajar y aliviar la alta presión impositiva de forma urgente, buscar la salida para el alto costo del transporte o flete que golpea duramente a la rentabilidad de la producción del NEA”. Sobre este planteo en particular, la entidad analiza y propone medidas para los distintos sectores de la producción en este distrito.  

En diálogo con La Mañana, Zieseniss subrayó que “en el NEA tenemos bastantes problemas, no tenemos rentabilidad, faltan políticas que traigan soluciones a esta situación, que es muy mala. Creemos y planteamos que hay un sector olvidado por el Gobierno nacional en sus políticas para el sector agropecuario, que son las economías regionales”

En el encuentro se remarcó que la producción algodonera atraviesa “la crisis más profunda de su historia”, por lo que “es necesaria una definición política clara y precisa del Gobierno nacional de sostener esta producción tan importante para el país y la región en el aspecto económico y social”.