La Justicia provincial dictó el procesamiento con prisión preventiva a los cuatro jóvenes detenidos por el caso de Cinthia Judith Morán, la joven que en junio de este año fue violada y luego asfixiada en una zanja donde fue encontrada una semana después por vecinos de la ciudad de Clorinda.


La resolución fue dictada por el juez que investiga los hechos, el doctor Santos Gabriel Garzón, titular del Juzgado de Instrucción y Correccional Nº 2 de Clorinda, y alcanza a los cuatro jóvenes que están acusados de haber ultimado a la víctima después de someterla sexualmente.

El procesamiento con prisión preventiva aplicado por el magistrado es en orden a los delitos de abuso sexual con acceso carnal, agravado por la comisión de más de dos personas, en concurso real con homicidio agravado criminis causa y femicidio.

Los procesados tienen entre 19 y 25 años de edad y todos tenían su domicilio en el barrio 1 de Mayo de la ciudad de Clorinda.

Pruebas

Antes de arribar a esta conclusión el juez Garzón llevó adelante una amplia y exhaustiva investigación y pudo reunir durante este periodo numerosas pruebas (documentales, periciales, testimoniales, secuestros de evidencias, registros fílmicos etc.) que permiten reconstruir los hechos y sindicar -con el grado de provisoriedad de este estadio procesal- como presunto autores de este femicidio a los jóvenes que ahora están procesados y continuarán detenidos por el aberrante crimen de Cinthia Morán.

Por todas las pruebas colectadas, el juez no tiene dudas sobre la participación en el hecho de los cuatro jóvenes detenidos, quienes -a criterio del magistrado- abusaron sexualmente a la víctima el día 17 de junio de este año entre las 2.30 y 4.00 horas, para luego causarle la muerte asfixiándola en la zanja que está ubicada entre la ruta nacional 86 y calle Las Piedras y su intersección con calle Virgen de Itatí de la ciudad de Clorinda. La decisión de terminar con la vida de la joven habría tenido por objeto ocultar el abuso sexual, debido a que Cinthia conocía a sus victimarios.