El vocero de la Armada, Enrique Balbi, volvió a dar un nuevo parte sobre el operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan, donde aclaró la información sobre las ocho llamadas de las que la Armada no había hablado hasta el momento y que se dieron a conocer ayer.

Balbi reconoció que querían comunicar la existencia de “cortocircuitos, principio de incendio, humo y llamas”.

Las llamadas telefónicas tuvieron lugar entre la 01:11 y las 07:36 del 15 de noviembre, y la más extensa de las ocho llamadas duró 13 minutos. Ha sido la empresa de telefonía Tecsa, encargada de las comunicaciones, la que elevó los registros de esas llamadas al Ministerio de Defensa.

“No es un intento de comunicación por voz satelital; son intentos que hacen para conectar a Internet y que, según (la empresa) Iridium, no fueron exitosos”, agregó Balbi, lo que hace más dramático todo, porque quería hablar y no podían.

Por su parte, el Gobierno denunció que un sector de la Armada ocultó esta información, con lo que las tensiones entre el Ejecutivo y la Marina han empeorado.

Balbi minimizó y dijo que las llamadas “no eran de emergencia”. Para el ministro de Defensa, Oscar Aguad, la Marina “no entregó a tiempo información primaria y crucial que podría haber generado un sistema de búsqueda” del submarino

Vía nexofin | Ver post original